Archivo de Público
Domingo, 11 de Enero de 2009

Mamachicho 2.0

Polémica en italia por un concurso que pide al público que elija a su favorita entre 150 chicas bailando en una discoteca

PÚBLICO.ES ·11/01/2009 - 20:43h

"Bienvenido al programa que siempre habías soñado. Hipnótico como un acuario, magnético como un videojuego. Aquarius te dejará sin aliento. 150 bellísimas chicas que bailan al ritmo de la discoteca más intrigante de la televisión. 30 minutos de música y pasión para un espectáculo indescriptible". Con esta promoción, un concurso puede presumir de muchas cosas, pero ninguna de ellas es el feminismo.

Para Il corriere della sera, Aquarius ha traspasado una nueva frontera en la televisión. Las jóvenes participantes, de edades entre los 18 y 25 años, han perdido incluso la voz y sólo pueden poner en juego sus méritos físicos. Para ser las favoritas de los espectadores, las chicas bailan en un plató que simula una discoteca, dónde sus movimientos se convierten en la única expresión de talento que pueden captar los espectadores. Ellos serán quien determinen quién gana a través del televoto.

El programa de la cadena italiana Gxt ha despertado la polémica en su país ante la contundente respuesta de los sectores feministas. El responsable del programa, Giovanni Benincasa, intenta desdramatizar a su manera: "Aquarius no es un programa sino un complemento decorativo". El creador del nuevo formato explica que la idea surgió tras estar en una discoteca: "quedé tan impresionado con la imagen que quería recrearla". Lo ha hecho sólo con chicas porque las encuentra "más agradables". Y no hablan porque cree que hay que tender al mutismo para evitar decir palabras inútiles.

Plexiglás 

No es la primera vez que Benincasa cae en una polémica de este estilo. En 2000 ya encerró en una jaula de plexiglás en otro programa de televisión a Flavia Vento. Ésta encuentra divertida la situación y considera que para las chicas de Aquarius es una buena oportunidad para darse a conocer.

El nuevo espacio ha recordado a la sociedad italiana otro de formato parecido visto hace algo más de una década, Non è la Rai. Una de las chicas que entonces se hizo famosa, Laura Freddi, es más cautelosa que Vento y aconseja a las chicas prepararse y ser más que una imagen bonita porque el éxito puede irse tan rápidamente como llega.