Archivo de Público
Sábado, 10 de Enero de 2009

Un plan para salvar hasta 4 millones de empleos

Obama promete crear trabajo apostando por las energías renovables y las infraestructuras

ISABEL PIQUER ·10/01/2009 - 21:49h

EFE - Barack Obama da prioridad a la creación de empleo tras conocerse el récord de parados.

Frente a las crecientes críticas que ha despertado su colosal paquete de estímulo económico, incluso dentro de su propio partido, Barack Obama reveló el sábado algunos detalles del plan elaborado por sus asesores, que podría salvar o crear entre tres y cuatro millones de puestos de trabajo.

Los asesores admitieron, sin embargo, en el informe de 14 páginas que colgaron en la página web del presidente electo, que sus cálculos estaban "sujetos a márgenes de error significativos".

"Esas cifras son un recordatorio descarnado de que no podemos continuar simplemente en nuestra senda actual", dijo Obama en su alocución radiofónica semanal."Crearemos empleo en pequeñas y grandes empresas en un amplio rango de industrias. Y no serán sólo empleos que dan trabajo a corto plazo, sino que servirán para posicionar nuestra economía en el resto del mundo a largo plazo", afirmó.

"El informe confirma que nuestro plan podrá salvar o crear de tres a cuatro millones de empleos, el 90% de ellos, en el sector privado", añadió el futuro mandatario después de que el viernes se conocieran las peores cifras de paro registradas en EEUU en los últimos 16 años.

Obama detalló que las infraestructuras crearán 400.000 puestos de trabajo y prometió otros 500.000 empleos "invirtiendo en energías limpias, al comprometernos a doblar la producción de energía alternativa en los próximos tres años, modernizar 75% de los edificios federales y mejorar la eficiencia energética de dos millones de hogares estadounidenses. Haremos paneles solares, turbinas eólicas, coches más limpios made in America".

El presidente electo añadió que su gobierno creará también miles de nuevos puestos "al mejorar y modernizar la salud pública, informatizando a nivel nacional todos los informes médicos" e invirtiendo en educación, aseguró Obama, que espera que los republicanos respalden su plan. "Esto significa que los dos partidos deberán acordar ampliar las ayudas por desempleo y la cobertura médica de los parados, un recorte fiscal de 1.000 dólares para el 95% de las familias y transferencias a los estados que se han visto obligados a recortar servicios básicos".

Pero nadie sabe a ciencia cierta si los grandes objetivos de Obama podrán llevarse a cabo en unas circunstancias económicas tan inciertas como las actuales. "No tengo pruebas convincentes que lo que se ha propuesto vaya a ser suficiente", aseguraba al New York Times William Gale, economista de la Brookings Institution.

El reto económico del nuevo mandatario

Barack Obama, que tomará las riendas de Estados Unidos el próximo 20 de enero, afronta el complicado reto de arreglar un panorama económico difícilmente más sombrío. El viernes se conoció que el paro en EE UU alcanza ya el 7,2%, la cifra más alta desde 1993 y que en 2008 se perdieron 2,6 millones de puestos de trabajo, un triste récord que no se registraba desde 1945.

Las grandes empresas empiezan a recurrir a los recortes de empleo masivos. El fabricante aeronáutico estadounidense Boeing se acaba de sumar a los despidos al anunciar que eliminará 4.500 empleos en su división de aviación comercial durante este año

La economía estadounidense se apunta, además, otro récord: el ya abultado déficit llegará durante el año fiscal 2009 a los 1,2 millones de dólares (unos 880.000 euros), y eso sin incluir el plan de estímulo económico que ultima el equipo de Obama, que puede rondar los 775.000 millones de dólares (569.000 millones de euros).