Archivo de Público
Viernes, 9 de Enero de 2009

Los 'sin techo' de las capitales buscan cobijo ante el frío

Los Mossos investigan la muerte de una mujer

V. P./ A. M. V./ R. B. ·09/01/2009 - 22:29h

V. P./ A. M. V./ R. B. -

Cuatro personas se recogían, este mediodía, de la nieve frente a la puerta cerrada del albergue municipal de Mayorales, uno de los tres centros que el Ayuntamiento de Madrid habilitó hace dos meses para la campaña del frío. Las reglas son estrictas: durante el día, sólo pueden permanecer dentro del edificio quienes tienen problemas de salud.

Este viernes no hubo excepción . La cincuentena de personas que no disfruta de este privilegio salió a las 9.00 horas. En la calle, debían enfrentarse a dos grados bajo cero y a un palmo de nieve que cubría los alrededores del albergue. Caminar era aventurarse a resbalar.

Madrid abrirá hoy y mañana sus tres albergues durante todo el día

"Nos han aconsejado que vayamos a una biblioteca, al metro o a una iglesia", se quejaban Antonio y Josefa, un matrimonio de malagueños que sumaron al frío el mono, porque no se les suministró la metadona con que combaten su adicción a la heroína.

Mientras, Hasma, marroquí de 33 años, se refugiaba en un bar cercano al albergue. Según denunció, el jueves le quitaron una escayola se tiró de un tercer piso y pese a ello no le han permitido pasar el día en el centro. El Ayuntamiento anunció que hoy y mañana los tres albergues de invierno estarán abiertos toda la jornada.

En Barcelona, la ola de frío pudo causar la muerte a una persona. Los Mossos dEsquadra encontraron ayer por la mañana, en los alrededores de la Estació del Nord, el cuerpo sin vida de una mujer. No presentaba signos de violencia, pero los Mossos no han podido confirmar que muriera por el frío y habrá que esperar los resultados de la autopsia.

Barcelona habilitó un polideportivo y un centro para alojar a gente sin hogar

Dispositivo especial

Un operativo de emergencia formado por 47 profesionales recorrió las calles de Barcelona en busca de indigentes para proponerles acudir a albergues. Hasta 93 personas que suelen dormir en la calle aceptaron el ofrecimiento, una cifra que duplica la habitual. Un centro del barrio de Nou Barris y el polideportivo de la Mar Bella donde se habilitó un dormitorio común sirvieron para alojar a los afectados.

Por su parte, el Ayuntamiento de Sevilla puso en marcha el miércoles un dispositivo para atender a los sin techo, por lo que añadieron 40 camas a un albergue municipal con capacidad para 146. Otras 106 personas sin recursos ya estaban alojadas en distintos centros municipales.