Archivo de Público
Viernes, 9 de Enero de 2009

Siete muertos a causa de un fuerte seísmo en Costa Rica

Según la Cruz Roja 42 personas están desaparecidas y unas 91 han resultado heridas

AGENCIAS ·09/01/2009 - 15:59h

MAYELA LOPEZ/AFP PHOTO - Una mujer y su hija duermen en el porche de su casa en Poasito, unos 40 kilómetros al norte de San Juan, después del fuerte seísmo.

La cifra de víctimas mortales a causa del seísmo registrado en Costa Rica este jueves aumentó a siete y la de desaparecidos a 42, indicó el último informe facilitado hoy por la Cruz Roja, que añadió que hay 91 heridos, según datos provisionales.

Un portavoz de dicha organización explicó a Efe que hoy fueron hallados tres cadáveres, aún sin identificar, sepultados por derrumbes en las aldeas de Vara Blanca y las Cataratas de la Paz, ambas en la provincia de Heredia y muy cerca del epicentro del seísmo, que fue situado a unos 60 kilómetros de San José.

El fallecimiento de otras cuatro personas se confirmó el mismo jueves, tres de ellas sepultadas por derrumbes en la aldea de Fraijanes, en la provincia de Alajuela, y una mujer que sufrió un ataque al corazón en San José.

La Cruz Roja informó por equivocación esta mañana de que había habido 14 muertos, pero rectificó poco después tras identificar un error en su sistema interno de comunicación y recuento de víctimas y desaparecidos. Dicho "error de comunicación interna" en la entidad se produjo al confundir 14 desaparecidos por víctimas mortales.

Las últimas cifras oficiales señalan que en total 42 personas están desaparecidas y hay 91 heridos en la zona cercana al epicentro del sismo.

Las operaciones de rescate continúan en las zonas más afectadas por el fuerte temblor de tierra, de 6,2 en la escala de Ritcher, y se estima que de esos lugares es preciso evacuar a unas 1.244 personas entre ellas unos 200 turistas locales y extranjeros. Las autoridades han abierto siete albergues, donde ya han sido acogidos 1.228 damnificados.

Epicentro cerca del Volcán Poás

El epicentro del temblor estuvo en una zona montañosa situada diez kilómetros al este del Volcán Poás, un lugar a unos 60 kilómetros al oeste de San José, pero los expertos afirmaron que el seísmo no tiene relación con la actividad volcánica.

Aunque se produjo en el centro del país, el terremoto no causó daños mayores en las ciudades cercanas de San José, Alajuela y Heredia, donde, además de los momentos de pánico, se registraron solo caídas de objetos y algunas fisuras y ventanas rotas en edificios.

Los lugares más afectadas son las zonas montañosas de Poás de Alajuela y Vara Blanca de Heredia, que se encuentran muy cerca de la zona del epicentro, de tradicional actividad agrícola. En las imágenes aéreas de estas dos comunidades divulgadas por la televisión se perciben grandes derrumbes en montañas, casas sepultadas, vehículos volcados y carreteras totalmente destruidas.