Jueves, 8 de Enero de 2009

Miguel se disculpa pero asegura que no amenazó de muerte al asistente

El lateral portugués del Valencia, fue expulsado en el partido de Copa ante el Racing de Santander y se encaró con el asistente

EFE ·08/01/2009 - 17:31h

Miguel Brito, lateral portugués del Valencia, que fue expulsado en el partido de Copa ante el Racing de Santander y posteriormente se encaró con el asistente, pidió disculpas en rueda de prensa por su actitud, aunque negó que hubiera amenazado de muerte al colegiado tal y como se recoge en el acta.

"Estoy arrepentido por lo de anoche, son cosas que no deben pasar. Me sentí impotente aunque es una actitud que uno no debe tener. Jamás he dicho ni he amenazado de muerte al árbitro como pone en el acta, pero sí dije otra cosa que no debería haber dicho. Quiero pedir también perdón a la afición, compañeros y al club", explicó.

"Lo siento, son cosas del momento. Te calientas y te dejas llevar porque era una expulsión injusta aunque tuve una actitud que no tiene disculpas. Jamás le dije que lo iba a matar. Había mucha gente y quizás alguien lo dijo, pero puedo asegurar que yo no lo dije" insistió.

El futbolista explicó los hechos al comentar que "jugué el balón y no toqué al jugador, pero ellos no lo entendieron así", a la vez que agregó que a pesar de que su técnico Unai Emery tuvo que agarrarle no tenía intención de agredir a nadie.

"Te calientas y te dejas llevar porque era una expulsión injusta aunque tuve una actitud que no tiene disculpas"

"No era para llegar al punto de pegar a nadie. Es un momento en el que dices cosas que no debes decir, pero me arrepiento de todo lo que he hecho y estoy aquí par asumir todas las consecuencias", aseguró.

El internacional comentó que había hablado con gente del club para saber la posible sanción que podría recibir. "Me dijeron que el partido de vuelta seguro y puede que un partido más, depende del comité y acataré la decisión que tomen", recalcó.