Jueves, 8 de Enero de 2009

Reino Unido sitúa los tipos en el nivel más bajo de su historia

Bajan medio punto y se colocan en el 1,5 %, la cifra más baja desde la fundación del Banco de Inglaterra en 1694

AGENCIAS ·08/01/2009 - 16:35h

El Comité de Política Monetaria del Banco de Inglaterra ha decidido recortar en medio punto los tipos de interés hasta situarlos en el 1,5 %, una cifra jamás alcanzada desde la fundación de la institución bancaria en 1694.

Para hacer frente a la recesión económica, el banco emisor inglés dispuso varias reducciones de los tipos desde el pasado mes de octubre, cuando el precio del dinero se situaba en el 5%.

El recorte de hoy era ampliamente esperado por los expertos de la City de Londres (centro financiero), aunque algunos analistas no descartaban que el comité monetario -formado por nueve personas- bajase los tipos al uno por ciento.

Al justificar la decisión de hoy, el banco señaló que la economía mundial atraviesa por una importante e inusual desaceleración.

"La confianza de los negocios y de los consumidor ha bajado considerablemente. El crecimiento comercial mundial puede ser este año el más débil en mucho tiempo", añadió la institución.

Baja la actividad económica

En el Reino Unido, hubo un descenso de la actividad económica en el cuarto trimestre de 2008 y la producción puede seguir bajando considerablemente en la primera mitad de 2009, puntualizó el banco, que anticipó que la inflación puede descender.

Los fuertes recortes de los tipos que ha dispuesto el banco en los últimos meses tienen como objetivo evitar una recesión profunda y prolongada, que algunos expertos consideran puede ser la más dura desde la Segunda Guerra Mundial.

El mes pasado, el banco justificó el recorte en que la situación de las empresas se ha deteriorado, mientras que el gasto del consumidor y la inversión empresarial se han frenado.

Además, varias empresas han empezado a recortar puestos de trabajo, mientras que continúan los descensos en las ventas de automóviles y las viviendas.

La venta de automóviles nuevos en el Reino Unido bajaron un 11,3% en 2008 frente a 2007, según la Sociedad de Fabricantes del Motor (SMMT), que advirtió que 2009 puede ser peor.