Archivo de Público
Jueves, 8 de Enero de 2009

'Bienvenidos al norte', la risa reconciliadora

Se estrena en España la comedia más taquillera del cine francés

EFE ·08/01/2009 - 16:44h

GUILLERMO SANZ - El cineasta y cómico francés, Dany Boon, hoy en Madrid.

Bienvenidos al norte es una comedia que desmonta los clichés que la gente del sur de Francia tiene sobre los del norte y que se ha convertido en la película más taquillera de la historia del cine francés, llega mañana a los cines españoles para demostrar que "la risa nos reconcilia con el mundo".

Esta ha sido una de las conclusiones a las que ha llegado el actor y director francés Dany Boon (Armentières, 1966) tras el inesperado éxito de esta comedia que en Francia ha sido vista por más de veinte millones de personas.

"Cuanto más hable uno de sí mismo, más toca, más acaricia lo universal", explica el autor de esta película, que ya tiene en proceso un "remake" estadounidense que producirá Will Smith y protagonizará Steve Carrel.

"Cuanto más hable uno de sí mismo, más toca, más acaricia lo universal"

Bienvenidos al norte es de alguna forma la coronación de Dany Boon, un artista polifacético que nació y creció en Pas-de-Calais, una región del norte de Francia en la que se habla una derivación del francés conocida como el Ch'tmi.

Sobre ella pesan un sinfín de arquetipos que hacen que la gente del sur del país piense que es una zona fría, lluviosa y habitada por gente embrutecida que ahoga en el alcohol el sufrimiento de vivir allí.

Sacando jugo al idioma

"La universalidad de la historia radica en el aspecto humano, es una historia simple de relaciones humanas, de personas que trabajan en Correos con las que todo el mundo se puede identificar, que habla de generosidad, de ternura, de esas cosas que nada tienen que ver con la política o con la religión y que subraya que la calidad de la vida no radica en poseer sino en compartir", explica el director.

Un ingrediente cómico de peso en la cita son las confusiones idiomáticas entre el ch'tmi y el francés, algo que podría dificultar su comprensión fuera de Francia. "Evidentemente habrá sutilezas que se perderán, algo divertido para un lugar pasará a ser exótico en otro.

"El cine no puede cambiar el mundo, pero puede ayudar a percibirlo y comprenderlo"

En Alemania, donde también ha sido un éxito de taquilla, se reían más que en Francia en algunas escenas", explica el autor del filme.

Para Dany Boon su región y su acento han sido "un terreno de abono" para su carrera artística, sobre todo desde que decidió dejar el norte y mudarse a París para empezar su carrera como actor. Fue entonces cuando comenzó a hacer comedia a través de personajes de su región y con su extraña forma de hablar, difícil de entender incluso para los franceses.

Boon ha trabajado como mimo callejero, cómico o doblador de películas de animación hasta ir tomando fama a través de sus sketches en programas de televisión y convertirse en guionista, actor y director de cine y teatro. "Hace cinco años, celebraba mis diez años de carrera y decidí hacer un espectáculo en el que interpretaba a una persona de esta zona, una de sus escenas fue el germen de la película".

Una cinta que, según dice, demuestra que "el cine no puede cambiar el mundo, pero puede ayudar a percibirlo y comprenderlo, a reconciliarnos con él, porque la vida se sublima a través del cine".