Archivo de Público
Miércoles, 7 de Enero de 2009

Profesionales de la primera cita

Los consumidores del primer día de rebajas llevan presupuesto, lista cerrada y pocas dudas de sus necesidades

BELÉN CARREÑO ·07/01/2009 - 22:26h

En los pasillos de El Corte Inglés de Sol los clientes dejan poco lugar para la improvisación en el primer día de las rebajas. Los consumidores que se dan cita para competir en las carreras por los grandes almacenes son unos profesionales de las ofertas de inicio.

Han venido en jornadas anteriores a localizar los productos, consultar su precio y en algunos casos hasta probárselo para ir a tiro fijo. Es el caso de Fernando y Daniel, dos estudiantes de 17 años de Carabanchel que un año más, y ya van cuatro, han sido los primeros en cruzar las puertas del centro comercial a las 10 en punto de la mañana.

"No es que no nos haya afectado la crisis, es que este año hemos trabajado para tener más dinero para gastarlo en las rebajas", asegura Daniel con su primera prenda comprada: unos pantalones. Hasta los 100 euros que tienen pensado gastar aún les queda una camiseta de marca y una sudadera. Este presupuesto es algo superior al que ha calculado la asociación de comercio textil minorista (Acotex) que gastará cada persona en ropa estas rebajas, que será de 85 euros.

El hecho de que ayer fuera el último día de las vacaciones escolares permitió ver por las calles a rostros muy jóvenes en busca de la ansiada oferta. También se aprovecha de esta ventaja Gracia, una profesora de instituto en Usera que se pelea con una pila de pantalones. "A mí la crisis no me afecta en el bolsillo, que soy funcionaria, pero me afecta ver cómo vienen los chicos a clase. Cada vez hay más que no se pueden pagar los libros de texto", apunta apenada.

Jóvenes sin crisis

No es el caso de Miguel y Julia, dos estudiantes de 18 y 16 años que se van a gastar un buen pellizco de los Reyes Magos en las Rebajas: entre 100 y 150 euros. "Venimos todos los años el primer día", dicen, pese a su juventud. El público juvenil es uno de los más favorecidos por la agresividad de las rebajas y lo demuestran los diferentes descuentos que se muestran en los escaparates del grupo de Inditex. Para Zara, sólo del 50%, pero pueden llegar al 70% en Bershka, su marca joven (según reza en los escaparates).

Carmen, un ama de casa de mediana edad, es el estereotipo contrario, pero igual de previsora que los jóvenes en sus hábitos. Reconoce que por ahora no le ha afectado la crisis y que lo que compró ayer "son rebajas, los Reyes llegaron de verdad el día anterior". Aunque apenas son las 10.30 de la mañana, Carmen ya ha comprado más de 100 euros en prendas de abrigo para toda la familia y ahora va a "echar un ojo" para sus cuñadas, a las que les toca trabajar y no pueden hacer la primera incursión. Otras amas de casa también lo tienen claro ese día. Desde un probador se oye: "No te apures, que hoy he dejado hecha la comida".

Quienes se hayan perdido esta primera mañana de rebajas lo van a tener difícil en los próximos días para encontrar tallas. Pese a que en Madrid la temporada de descuentos comenzó el 2 de enero, las calles comerciales del centro estaban abarrotadas a primera hora, animadas con el colorido que componían las miles de bolsas que cada viandante portaba en su mano. La Asociación de Grandes Distribuidores, ANGED, calcula que durante la primera semana de rebajas más de diez millones de personas (una cuarta parte de la población) pasará por sus centros y casi un millón lo hará por El Corte Inglés.