Archivo de Público
Miércoles, 7 de Enero de 2009

Pedómetros estándares no son suficientemente precisos en niños

Reuters ·07/01/2009 - 20:07h

Por Joene Hendry

Los pedómetros que están a la venta no son suficientemente confiables para contar los pasos en los niños, en especial al caminar, indicó un equipo de Mayo Clinic College of Medicine, en Rochester, Minnesota.

A diferencia del conteo manual, los pedómetros demostraron una imprecisión de casi el 100 por ciento al caminar y de alrededor del 60 por ciento a mayores velocidades, informó el equipo del doctor James A. Levine.

En cambio, los acelerómetros que se colocan en el tobillo (otro tipo de dispositivo para contar los pasos) demostraron tener una imprecisión del 24 por ciento a baja velocidad y del 5 por ciento a mayor velocidad, publicó el equipo en Pediatrics.

Pero los acelerómetros cuestan actualmente entre 10 y 20 veces más que los pedómetros en el mercado, lo que los hace prohibitivos fuera del laboratorio, dijo Levine a Reuters Health.

El equipo se propuso determinar si los pedómetros son útiles para alentar a los niños con sobrepeso a hacer más ejercicio.

Al respecto, se necesita mejor tecnología para medir el movimiento diario de los niños, además de "estrategias efectivas y económicas para ayudarlos a moverse más y tener mejor salud", concluyó el autor.

Los investigadores compararon la precisión de dos tipos de pedómetros en el mercado y un tipo de acelerómetro en 27 niños, de 8 a 12 años. Once niños (7 varones y 4 mujeres) tenían sobrepeso u obesidad; los 16 restantes (6 varones y 10 mujeres) tenían peso normal.

El equipo contó manualmente los pasos de cada uno de los niños mientras andaban a nivel del piso a su propia velocidad y mientras caminaban en una cinta a entre 0,8 y 3,2 kilómetros por hora durante períodos determinados.

Cuando el equipo comparó el conteo manual con el resultado de cada uno de los pedómetros, halló que los acelerómetros eran bastante precisos mientras los pedómetros comercialmente disponibles eran bastante imprecisos.

Asimismo, los errores de los acelerómetros no variaron según la categoría de peso, mientras que los errores eran más frecuentes entre los niños con sobrepeso que con peso normal.

Hasta disponer de dispositivos más precisos y de bajo costo, el equipo sugirió alentar a los niños con sobrepeso a hacer un gráfico con los horarios de actividad y sedentarismo para identificar las oportunidades de aumentar la actividad física.

FUENTE: Pediatrics, Enero del 2009.