Miércoles, 7 de Enero de 2009

Visitas domiciliarias reducen el riesgo de bajo peso al nacer

Reuters ·07/01/2009 - 18:37h

Por Amy Norton

Un programa de visitas domiciliarias para embarazadas de bajos recursos reduce el riesgo de tener un bebé con bajo peso al nacer, reveló un estudio publicado el martes.

Los autores hallaron que las mujeres que habían recibido los servicios de atención domiciliaria del programa Healthy Families New York (HFNY) eran un 50 por ciento menos propensas a tener un bebé con bajo peso al nacer que un grupo control que no había recibido esos servicios.

Los resultados, publicados en American Journal of Preventive Medicine, sugieren que las visitas domiciliarias son una forma de controlar el problema del bajo peso al nacer, que aumenta el riesgo de que el recién nacido sufra problemas de salud.

HFNY surge del programa nacional Healthy Families America, que incluye visitas domiciliarias a embarazadas de bajos recursos con riesgo de sufrir complicaciones en la gestación y el parto.

Quienes realizan las visitas son miembros entrenados de la misma comunidad y etnia. Ayudan a las mujeres a acceder a la atención médica y social cuando es necesario. Conversan con ellas sobre nutrición y conductas saludables en el embarazo, lo que disminuye los hábitos riesgosos y el estrés, y las preparan psicológicamente para la maternidad.

Para el estudio, el equipo controló a 501 embarazadas que al azar integraron uno de dos grupos: uno recibió las visitas domiciliarias del programa HFNY y el otro recibió información sobre otros servicios, pero sin consultas a domicilio (grupo control).

El 5 por ciento de las mujeres del primer grupo tuvo un bebé con bajo peso, comparado con el 10 por ciento del grupo control.

El programa fue especialmente útil para las mujeres negras e hispanas. No hubo diferencias evidentes entre las mujeres blancas que recibieron o no las visitas.

"Los visitadores de Healthy Families New York ayudaron a esas madres a lograr la experiencia de un embarazo saludable en distintas áreas", dijo a Reuters Health la autora principal del estudio, doctora Eunju Lee, de State University of New York, en Albany.

El estudio demostró que los visitadores a domicilio ayudaron a que algunas mujeres accedieran a un médico de atención primaria, señaló Lee.

Ella y su equipo sospechan también que otros beneficios, como la reducción del estrés y el acceso a servicios sociales como el programa federal de nutrición WIC, permitieron prevenir algunos casos de bajo peso al nacer.

FUENTE: American Journal of Preventive Medicine, febrero del 2009.