Miércoles, 7 de Enero de 2009

Los bancos salvan las empresas del multimillonario alemán que se suicidó

La banca ha salido al rescate del grupo Merckle con un crédito de 400 millones de euros,  pero obliga a la familia del fallecido a vender el productor de medicamentos genéricos Ratiopharm

EFE ·07/01/2009 - 19:19h

REUTERS - El empresario alemán, Adolf Merckle, quien se suicidó el pasado lunes.

Los bancos acreedores han salvado al grupo empresarial Merckle con un crédito de 400 millones de euros (544 millones de dólares) pero le obligan a vender el productor de medicamentos genéricos Ratiopharm, dos días después del suicidio del patriarca Adolf Merckle.

Un portavoz del grupo inversor VEM Vermögensverwaltung, en el que están agrupadas las empresas de Merckle, confirma que las 30 entidades de crédito acreedoras han aprobado este crédito puente para evitar los problemas de liquidez que atraviesa el conglomerado empresarial.

Junto a Ratiopharm, pertenecen al grupo Merckle empresas como el fabricante de cemento HeidelbergCement y la farmacéutica Phoenix.

Los bancos acreedores también han exigido que se retire el hijo del suicida, Ludwig Merckle, quien tras el suicidio de su padre era gerente administrador de VEM junto con Susanne Friess.

El crédito puente evitará a corto plazo la insolvencia del imperio Merckle, que emplea a 100.000 personas.

La venta durará varios meses

Las pérdidas no se limitaban al patrimonio privado de Merckle, sino que el grupo había generado problemas de liquidez en sus empresas, que tienen unas deudas financieras de, al menos, entre 3.000 y 5.000 millones de euros (4.020 y 6.700 millones de dólares), según algunos medios y que llegan hasta 16.000 millones de euros (21.440 millones de dólares) según otros.

La venta de Ratiopharm, que tiene una facturación anual de 1.800 millones de euros (2.448 millones de dólares) y cerca de 5.500 empleados, durará varios meses.

Algunos analistas calcularon el valor de este fabricante de medicamentos genéricos entre 3.500 y 5.000 millones de euros (4.760 y 6.800 millones de dólares).

Merckle se había resistido durante mucho tiempo a la venta de Ratiopharm ya que consideraba que no iba conseguir unos ingresos que representaran el valor real de la empresa debido a la crisis financiera.

Con la venta de Ratiopharm se deberá mejorar la situación financiera del grupo Merckle, sobre todo de HeidelbergCement, que es una de las compañías con mayores dificultades ya que tuvo que llevar a cabo una ampliación de capital financiada parcialmente con créditos.

Merckle ofreció como garantía acciones, cuyo valor bajó notablemente debido a la crisis financiera, por lo que los bancos pidieron más garantías y comenzaron las dificultades de pago.

A finales de octubre del pasado año, Merckle perdió hasta 1.000 millones de euros (1.340 millones de dólares) con inversiones especulativas en las acciones del fabricante automovilístico Volkswagen, según fuentes financieras citadas por algunos medios de comunicación.

Un multimillonario fuera de control

El multimillonario alemán Adolf Merckle, uno de los hombres más ricos de Alemania y con serias dificultades financieras, se suicidó el pasado lunes víctima de sus propias especulaciones con acciones de Volkswagen y de la crisis económica internacional.

Merckle, casado y con cuatro hijos, fue arrollado por un tren cerca de su residencia, en la localidad de Blaubeuren, al suroeste de Ulm, en el Estado de Baden-Württemberg (suroeste de Alemania).

Previamente, Merckle había firmado el acuerdo alcanzado con los bancos pero, según su familia, no superó la pérdida de control sobre el imperio que había levantado en varias décadas.