Archivo de Público
Miércoles, 7 de Enero de 2009

Nadadores chinos desafían el hielo para mantener buena salud

Reuters ·07/01/2009 - 14:27h

Puede ser que hagan varios grados bajo cero y que haya una gruesa capa de hielo en el agua, pero para algunos valientes en la helada ciudad de Harbin, en el norte de China, es un día perfecto para nadar.

Con algunos días registrando temperaturas de 35 grados bajo cero, ya el mero hecho de pensar en el invierno hace tiritar al ciudadano promedio.

Pero el clima no alcanza para desalentar a personas como Sun Jianping, de 47 años.

"La natación en invierno es un deporte muy duro. Debes tener una gran fuerza de voluntad para llegar al final", dijo a Reuters Television.

Harbin, capital de la provincia de Heilongjiang, está ubicada en el extremo de Siberia, y quizás sea más conocida por su festival anual de hielo.

Para algunos turistas, parte de la diversión de venir a ver las magníficas esculturas de hielo es también mirar a los nadadores de hielo.

Casi todos los días, un grupo de nadadores, muchos de ellos ciudadanos de la tercera edad, se juntan para nadar en las aguas heladas del Río Songhua y recibir los aplausos de los turistas.

Wang Haibo, de la provincia mucho más cálida de Jiangsu, al este del país, dijo que quedó impresionado con lo que vio.

"Nadan en un clima helado. Realmente los admiro. Mírennos a nosotros, con tanta ropa y seguimos sintiendo frío. Son muy valientes de meterse al río. Realmente admiro eso", dijo Wang.

Pero los nadadores de invierno dicen que el deporte va más allá del aliento y los aplausos.

"Es una gran prueba para mi fuerza de voluntad y me siento muy feliz después de nadar en invierno. Mi salud mejora, no sufro un resfrío desde hace mucho tiempo", dijo Yang Fugui, de 54 años.

Harbin no es la única ciudad china donde es popular la natación en hielo. Pekín también tiene un dedicado equipo de nadadores de hielo.