Miércoles, 7 de Enero de 2009

La justicia suspende un programa de Telecinco y El Mundo TV

El reportaje 'El precio del paraíso', sometido a medidas cautelares por un "posible delito de injuria" e "intromisión en el honor"

PÚBLICO.ES ·07/01/2009 - 10:12h

TELECINCO.ES - Marta Chamorro y Amaia Salamanca, realidad y ficción de 'Sin tetas no hay paraíso'.

Las imágenes de Telecinco pasan una vez más por los tribunales. En esta ocasión, antes de emitirse.

El juzgado de instrucción número 7 de Madrid tomó este martes medidas cautelares contra el reportaje El precio del paraíso, producido por El Mundo TV para la cadena de Mediaset. Los espectadores conocieron el cambio de última hora mediante una sobreimpresión. A cambio se emitió una reposición de Diario de... sobre el tráfico de mujeres.

En vísperas del capítulo final de Sin tetas no hay paraíso, el objetivo del reportaje era mostrar casos reales de "otras Catas", en referencia a la protagonista de la serie.

Para ello, se creó una falsa productora, People TV, a través de la cuál se convocó un casting de nuevas caras para televisión con el que se pretendía atraer chicas cuyo objetivo sea el de alcanzar el dinero y el poder a través de los hombres.

No hay paraíso

La candidata ideal para los reporteros fue Marta Chamorro, de 25 años. La joven universitaria explicó claramente los paralelismos de su vida con los de la ficción: "ellos buscan compañía y nosotras dinero. Es un intercambio en el fondo, y ellos lo saben. Así que no hay ninguno que se asuste".

La joven llegó a defender perfectamente la tesis de la serie protagonizada por Miguel Ángel Silvestre: "puedes tener una cara muy bonita, pero lo primero que ven los hombres son los pechos. De ahí me empezó a entrar el interés de operarme. Con tetas, hay más paraíso". Un paraíso consistente en regalos y caprichos a cambio de compañía, sin desdeñar los intercambios sexuales.

Tras realizar todas estas declaraciones ante las cámaras, la propia Chamorro solicitó a la justicia que se detuviera la emisión del reportaje. Según recoge la propia web de Telecinco, la joven denunció un "posible delito de injurias" y la posibilidad de "intromisión en su honor".

La cadena asegura que la magistrada responsable de juzgado"no recibió a los representantes de la cadena y de El Mundo TV desplazados hasta el juzgado de instrucción para ofrecer su punto de vista sobre los hechos y aportar la documentación que desmontaba la versión de la denunciante".