Archivo de Público
Miércoles, 7 de Enero de 2009

Sarkozy asegura que un acuerdo de paz está cerca

ANDRÉS PÉREZ ·07/01/2009 - 08:00h

Nicolas Sarkozy se mostró ayer optimista en que un acuerdo para terminar la ofensiva israelí contra Gaza estaba al alcance. "Estoy convencido de que hay soluciones, y no estamos lejos de ellas", afirmó el presidente francés en el sur del Líbano, antes de añadir un enigmático: "Lo que necesitamos simplemente es que una de las partes dé un paso para que todo se ponga en marcha en la buena dirección·".

Según los presentes, esa rueda de prensa pasará a la historia como una de las más polisémicas jamás vividas, puesto que, tras la enigmática frase, sólo dijo: "No sé si va a funcionar, sólo digo que lo estoy intentando y que vuelvo" a Egipto "porque queda una pequeña esperanza".

Sarkozy finalizaba ayer su gira maratónica de 48 horas y seis etapas con un sprint diplomático en paralelo al endurecimiento de los ataques israelíes. Viajó a Damasco para reunirse con su colega sirio, y luego al Líbano para recibir garantías sobre el control de Hezbolá. Luego añadió una imprevista etapa en Egipto. La "pequeña esperanza" se basó en el borrador de un plan de paz del presidente egipcio Hosni Mubarak y a la presencia de delgados de Hamás allí.

Sarkozy había depositado grandes esperanzas, según las palabras de sus propios colaboradores, en que "la nueva posición de Francia, con excelentes relaciones con Israel, y excelentes relaciones con Siria a la vez", le permitiera mediar.