Martes, 6 de Enero de 2009

Bulgaria, la principal víctima de la "guerra" del gas

Más de 2.500 hogares búlgaros soportan sin calefacción temperaturas bajo cero

EFE ·06/01/2009 - 15:58h

EFE - El indicador muestra una presión óptima en el gasoducto que envía gas natural ruso desde Ucrania.

Bulgaria enfrenta una seria crisis después del corte de suministro de gas ruso que cubre el 92% de sus necesidades, por lo que es la víctima del conflicto contractual entre Rusia y Ucrania que más sufre.

Así lo han señalado  el primer ministro búlgaro, Sergey Stanishev, y el presidente del país, Georgui Parvanov, quien advirtió de que ante la grave crisis el país podría reabrir los reactores atómicos cerrados por exigencia de la UE.

"Nadie nos ha avisado del corte de los suministros de gas, simplemente esto ocurrió esta noche", dijo Stanishev, un convencido socialista.

"Nadie nos ha avisado del corte de los suministros de gas, simplemente ha ocurrido esta noche"

El mandatario recordó que el consumo diario de gas en el país balcánico es de unos 12 millones de metros cúbicos y en el momento actual posee de reservas de sólo 570 millones de metros cúbicos.

"Podemos abastecer a los consumidores con unos 4.5 millones de metros cúbicos diarios, lo que significa un tercio del consumo habitual", señaló.

"Bulgaria es el país que más sufre por el conflicto entre Rusia y Ucrania. Podemos poner en marcha el bloque número 3 de la planta eléctrica nuclear en Kozloduy", dijo por su parte Parvanov.

Bulgaria fue obligada a cerrar a finales de 2006 los reactores números 3 y 4 de su única planta nuclear, una exigencia de la Unión Europea (UE) para aceptar como miembro al país balcánico.

"Nuestro contrato con la UE nos da la posibilidad de reabrir los ambos bloques en condiciones de crisis. Como es el momento actual", explicó el presidente.

Europa se queda sin gas

Las entregas de gas natural del gigante ruso Gazprom que pasan por Ucrania hacia Bulgaria, así como a Turquía, Grecia y Macedonia, quedaron interrumpidas desde las 03.30 hora local (01.30 GMT).

Las autoridades han apelado a todos los consumidores del mercado búlgaro a reducir al mínimo el consumo de gas natural y, de ser posible, recurrir a fuentes de energía alternativas.

Las importaciones de Rusia cubren el 92% del consumo de gas de Bulgaria.

Víctima de una disputa comercial

Según informaron fuentes del ministerio del Exterior, Sofía está preparando mensajes de protesta que enviará a los Gobierno de Rusia y Ucrania, en los que pedirá la recuperación inmediata de los suministros.

"Nuestro contrato con la UE nos da la posibilidad de reabrir los ambos bloques en crisis"

"Es inaceptable que nuestro país que se convertiera en víctima en una disputa comercial entre otras dos países en que Bulgaria no está implicada", dijo el ministro de exterior búlgaro, Ivaylo Kalfin, en una conversación telefónica con su homóloga checo, Karel Schwarzenberg, según se informó en Sofía.

Las entregas de gas natural del gigante ruso Gazprom que pasan por Ucrania hacia Bulgaria, así como a Turquía, Grecia y Macedonia, quedaron interrumpidas desde las 03.30 hora local (01.30 GMT).

Las autoridades han apelado a todos los consumidores del mercado búlgaro a reducir al mínimo el consumo de gas natural y, de ser posible, recurrir a fuentes de energía alternativas.

Más de 2.500 hogares búlgaros sin calefacción

Más de 2.500 hogares búlgaros están sin calefacción desde hoy, en medio de gélidas temperaturas bajo cero, a causa del corte total de los suministros de gas natural ruso.

Así informan la radio nacional búlgara BNR y otros medios del país, según los cuales el suministro de calefacción cayó a la mitad en la capital, Sofía.

Según la BNR, sólo en la ciudad de Ruse, a orillas del Danubio, 2.500 hogares y 200 edificios industriales y administrativos se han quedado sin calefacción por el corte completo del suministro para toda la ciudad, una de las mayores del país.

Los medios de comunicación aseguran que muchos ciudadanos les han llamado para informar de que la calefacción en sus casas ha disminuido hasta niveles mínimos y según informaciones no confirmadas oficialmente, la mitad de la capital búlgara se ha quedado sin ella.

La central termal en Plovdiv, la segunda mayor ciudad de Bulgaria, situada en el centro del país, ha anunciado que necesitará 65 horas para pasar de gas a gasóleo con el fin de poder garantizar los niveles adecuadas de calefacción para sus usuarios.

La planta posee alrededor 1.000 toneladas de gasóleo, lo que le será suficiente para cubrir el suministro habitual de tres a cinco días.

La planta termal en Varna, tercera ciudad de Bulgaria, en la parte oriental del país, anunció que posee de 700.000 toneladas de carbón, suficientes para cuatro meses, y ahora funciona a capacidad máxima, lo que no exige la reducción de la calefacción.

Noticias Relacionadas