Archivo de Público
Martes, 6 de Enero de 2009

Los palestinos ya no están a salvo ni en las escuelas

Tres disparos de la artillería israelí matan a 42 palestinos hombres, mujeres y niños refugiados en una escuela gestionada por la ONU

Simon Peres: "Europa debe abrir los ojos" | La situación humanitaria es "insostenible" | Israel impide que el mundo conozca el infierno de Gaza

La decencia, por Juan Diego Botto | Gila en Palestina, por Isaac Rosa

Sangre y fuego sobre Gaza

PÚBLICO.ES/AGENCIAS ·06/01/2009 - 09:18h

AFP - Palestinos transportan en un camión los cuerpos de trece personas fallecidas por los ataques israelíes en Gaza.

Al menos 40 personas murieron y decenas más resultaron heridas hoy por los disparos de carros de combate israelíes en las inmediaciones de una escuela de la Franja de Gaza, según indicaron fuentes sanitarias palestinas y testigos presenciales.

Dos proyectiles de carro de combate explosionaron cerca del colegio y la metralla afectó a la gente que se encontraba alrededor y dentro del edificio del colegio, donde se habían refugiado cientos de palestinos ante la intensidad de los combates entre el Ejército israelí y los milicianos de Hamás.

Israel sigue saltándose cualquier tratado internacional desde que en la madrugada del sábado al domingo decidiera invadir Gaza. Anoche, los ataques hebreos llegaron a una escuela de la ONU en la capital de Gaza en la que había 400 palestinos desplazados.

"La escuela elemental Asma, fue alcanzado anoche sobre las 23.30 hora local (21.30 GMT) por fuego israelí directo que ocasionó la muerte de tres hombres jóvenes", informó a la agencia Efe una portavoz de la Oficina de Información de la agencia de la ONU para los refugiados palestinos (UNRWA) en Jerusalén.

Los fallecidos eran tres civiles varones de la misma familia de 24, 25 y 29 años, explicó la portavoz, que añadió que en la escuela se refugiaban "más de 400 personas que habían huido de la localidad de Beit Lahiya", (norte de Gaza) del fuego de las tropas israelíes. "La escuela de Asma estaba claramente identificada como edificio de Naciones Unidas", precisó la fuente, que señaló que su ubicación exacta, al igual que las de todas las instalaciones de la ONU en Gaza, había sido facilitada con anterioridad al Ejército israelí.

El portavoz de la UNRWA, Christopher Gunnes, calificó el hecho de "una clara violación humanitaria y de la legislación internacional", que prohíbe disparar contra escuelas, hospitales e instalaciones humanitarias.La UNRWA ha protestado ante el Gobierno israelí por el ataque y exigido el inicio inmediato de una investigación imparcial sobre los hechos.

Asalto a la segunda ciudad de Gaza

Las tropas israelíes entraron esta madrugada en la segunda ciudad más importante de Gaza, Khan Yunis, pese al llamamiento al alto el fuego de la comunidad internacional.

Los peores enfrentamientos tuvieron lugar en el norte de Gaza. Varios testigos contaron a la agencia Reuters cómo las bombas israelíes iban cayendo por oleadas acompañadas del fuego de los helicópteros y artillería naval. Miles de palestinos han abandonado sus casas por temor a los ataques.

Uno de los obstáculos para la tregua es saber quién deja de disparar primero

Otras cinco personas murieron y una docena resultaron heridas en el campo de refugiados de Al Bureij, según la agencia EFE. Entre ellos un padre y sus tres hijos.

Tres civiles más murieron en ataques contra el barrio de Az Zaitoun, en el sur de Gaza capital.

El Ejército israelí confirmó esta mañana la muerte de cuatro de sus soldados por 'fuego amigo', cuando un tanque israelí disparó accidentalmente sobre su posición. Desde que comenzaran las operaciones israelíes en la franja son cinco los soldados muertos.

Diplomacia inútil

En una rueda de prensa con Nicolas Sarkozy desde Damasco, el presidente sirio, Bashar al-Assad, ha sido contundente con la ofensiva militar de Israel. "Gaza es una cárcel donde se cometen crímenes de guerra", dijo ante la atenta mirada de Sarkozy.

El presidente galo, por su parte, no ha sido tan duro y se ha limitado a pedir que se deje pasar a Gaza a la ayuda humanitaria, a la vez que ha calificado de "inaceptable" el lanzamiento de cohetes por parte de Hamás. 

Sarkozy, de visita en la zona, no ha conseguido tampoco sacar un compromiso de ambas partes para firmar una tregua. El principal obstáculo es quién deja de disparar primero. Desde Israel, no parece que haya prisa por dar este paso. El ministro de Defensa, Ehud Barak, dijo esta mañana que las tropas israelíes no habían terminado todavía las operaciones y no mostró rubor ante las numerosas bajas civiles.

"Hamás ha recibido un duro castigo, pero todavía no hemos cumplido con nuestros objetivos", dijo. Por su parte, Tzipi Livni, la encargada de Asuntos Exteriores israelí, aseguró que la ofensiva tenía como objetivo cambiar de manera permanente la situación en la zona. Y volvió a avisar de que "cuando Israel es atacado, Israel responde". Postura que una vez más fue legitimada anoche por el presidente de EEUU, George Bush.

Goteo de muertos

Según las estimaciones de la ONU, desde el 27 de diciembre ya han muerto 527 palestinos y hay más de 2.500 heridos. Mientras, ocho israelíes han muerto (incluyendo esos cuatro soldados que murieron por sus propios disparos) y 60 personas más resultaron heridas, la mayoría militares.

El Ejército israelí estima que entre esas bajas palestinas hay 130 militantes de Hamás, aunque resulta complicado confirmar este dato. Además, con los registros casa por casa que los soldados hebreos están realizando, 80 personas fueron detenidas en los últimos días.

Naciones Unidas cree también que un millón de palestinos están sin electricidad y agua, lo que dificulta la labor humanitaria.Los israelíes han bloqueado el acceso a la prensa y a los observadores internacionales.

Hamás sigue amenazando

Ayer, en el canal de televisión del partido Al Aqsa, Mahmud Zahar, uno de los líderes de Hamás, advirtió de que "los israelíes han legitimado el asesinato de sus hijos asesinando a los nuestros".