Lunes, 5 de Enero de 2009

Obama llega a Washington "con un nudo en la garganta"

El presidente electo de EEUU residirá de forma temporal en un hotel de la capital

EFE ·05/01/2009 - 07:21h

Obama llega al hotel Hay Adams de Washington D. C. (EEUU). EFE

El presidente electo de EEUU, Barack Obama, ha llegado a la capital estadounidense donde le esperaban su esposa e hijas y donde tendrá una intensa agenda de trabajo antes de la ceremonia de investidura, el 20 de enero.

Obama aterrizó en la Base Aérea Andrews alrededor de las 19.00 local (00.00 GMT) procedente de Chicago.

El futuro inquilino de la Casa Blanca confesó a los alrededor de 20 periodistas, fotógrafos y productores de televisión que lo acompañaron a bordo del Boeing 757-200 de la flota oficial Air Force que se le había hecho "un nudo en la garganta" al dejar esta tarde su casa de Chicago.

Comida basura

El próximo presidente estadounidense, que viajó acompañado de su alto asesor David Axelrod y su secretario de prensa Robert Gibbs, pidió una hamburguesa con queso y patatas fritas para cenar.

Los Obama residirán de forma temporal en el histórico Hotel Hay-Adams, a donde llegaron la noche del sábado la futura primera dama Michelle Obama y sus hijas Malia y Sasha, de diez y siete años.

Los Obama residirán de forma temporal en el histórico Hotel Hay-Adams

Malia y Sasha estrenarán el lunes colegio, el Sidwell Friends, una institución privada que cuesta unos 30.000 dólares al año y donde también estudió en su día Chelsea Clinton, la hija de Bill y Hillary Clinton.

La familia presidencial permanecerá hasta el 15 de enero en el Hay-Adams, un lujoso hotel cuyas tarifas oscilan entre los 395 y los 6.000 dólares por noche y que se encuentra situado a escasos metros de la Casa Blanca, de la que le separa un pequeño parque.

Cerco sobre la zona

La presencia de los Obama hará que varias de las calles aledañas al hotel permanezcan cerradas al tráfico durante los próximos días, cuando se esperan también fuertes medidas de seguridad en las inmediaciones del edificio.

Los Obama se trasladarán el 15 de enero a la Casa Blair, residencia gubernamental de invitados, donde residirán hasta la toma de posesión del nuevo gobernante de EEUU cinco días más tarde.

El presidente electo pasó gran parte del día en las oficinas que su equipo de transición tiene en Chicago e hizo ejercicio por la tarde en un gimnasio de Chicago.

Reuniones

Obama tiene previsto reunirse mañana con los líderes de la mayoría demócrata en el Congreso para abordar los detalles de un plan de estímulo económico con el que aspira a crear tres millones de puestos de trabajo en los próximos dos años.

Sus asesores calculan que el coste del paquete de estímulo podría rondar los 750.000 millones de dólares.

El próximo mandatario estadounidense indicó el sábado que el programa contempla fuertes inversiones en infraestructuras, así como la modernización de centros escolares en el país y la apuesta por las energías renovables.

El diario The New York Times señala eque Obama y los congresistas demócratas contemplan también ampliar la cobertura por desempleo y el servicio público de salud.

Además de reunirse con los líderes de la mayoría demócrata, Obama contempla también encuentros en los próximos días con legislaores republicanos, que se han mostrado reacios a dar luz verde al anunciado multimillonario paquete de estímulo.

En la agenda de Obama figura además un almuerzo de trabajo el miércoles con el actual inquilino de la Casa Blanca, George W. Bush, al que se espera acudan también los ex presidentes Bill Clinton, Jimmy Carter y George H.W. Bush, padre del actual presidene.

Primeros reveses

La llegada de Obama a la capital se produjo pocas horas después de que el gobernador de Nuevo México Bill Richardson renunciase a su designación como secretario de Comercio a raíz de una investigción judicial que podría salpicarlo.

La llegada de Obama se produjo pocas horas después de que el gobernador de Nuevo México Bill Richardson renunciase a su designación como secretario de Comercio

La salida de escena de Richardson supone la primera baja en el equipo de Obama.

Su desembarco en Washington se produce además en vísperas del arranque oficial del nuevo Congreso que se hará oficial el martes con varios litigios pendientes, entre ellos la vacante en el Senado del propio Obama, que todavía no se sabe quién ocupará.

Por lo demás, los Obama se asientan en Washington sólo unos días después del final de sus vacaciones de casi dos semanas en Kailua, Hawai, donde alquilaron una lujosa vivienda valorada en nueve millones de dólares.

Noticias Relacionadas