Archivo de Público
Domingo, 4 de Enero de 2009

Liberado el fotógrafo español José Cendón

El ministerio de Asuntos Exteriores confirma que tanto Cendón como su compañero británico se encuentran "bien"

AGENCIAS ·04/01/2009 - 10:50h

REUTERS - Colin Freeman y Jose Cendon caminan juntos en el Aeropuerto de Bossaso.

El fotógrafo español José Cendón y su compañero, el británico Briton Colin Freeman, han sido liberados por su secuestradores, según ha informado una fuente del gobierno de Somalia.

"Los dos periodistas europeos han sido liberados y ahora mismo están en un hotel en Bosasso", dijo Muse Gelle Yusuf, gobernador regional de Bari, en el área semi autónoma de Puntlandia.

El Gobierno español ha confirmado la liberación del fotógrafo español, secuestrado en Somalia, en la región de Puntlandia, el pasado 26 de noviembre. El fotógrafo se encuentra "bien" y el ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, Miguel Ángel Moratinos, ha hablado por teléfono con él y con su familia.

"Días duros"

 

Cendón ha declarado hoy que ha vivido "días duros" durante su cautiverio en Somalia, pero ha subrayado que, "en general", tanto él como su compañero de secuestro, el periodista británico Colin Freeman, lo llevaron "bastante bien".

En declaraciones a TVE, Cendón ha explicado que durante estos 39 días de cautiverio sus secuestradores les llevaron "de cueva en cueva" por las montañas de Somalia y los tuvieron ocultos en, al menos, cinco distintas. "Tuvimos días duros, no nos vamos a engañar, pero en general lo llevamos bastante bien", ha manifestado el fotógrafo gallego, secuestrado el pasado 26 de noviembre junto a Freeman cuando ambos realizaban un reportaje sobre la piratería en Somalia para el diario británico Daily Telegraph.

Tras comentar que su liberación fue "incluso más interesante que una película", el fotoperiodista ha explicado que "lo único" que le preocupaba durante su cautiverio era "el estado" de sus padres y el saber que ellos estarían preocupados.

"Me han secuestrado, pero más o menos sabía cómo iba a ir la cosa y más o menos fue como yo pensaba que iba a ir", ha declarado Cendón, que reconoció que sus secuestradores les trataron "bien", no les maltrataron "en ningún momento" y les alimentaron todos los días. Ahora, regresará unos días a su casa para estar con sus padres y para que vean que está "vivo" pero no tardará en volver al trabajo. "Tengo que volver a trabajar después de 40 días en blanco", explica el fotógrafo.

Posible pago de rescate

Fuentes cercanas a los secuestradores manifestaron a Efe que un diplomático español y otro británico, de las embajadas de esos países en Kenia, estaban en Bosaso para negociar la liberación de los dos informadores y "pagar un rescate".

Mohamed Ali Suldan, miembro del clan Ali Saleban, al que según aseguró pertenecen los secuestradores, declaró a Efe por teléfono que los captores recibieron "un rescate de 200.000 euros que se pagaron hace dos días". Sin embargo, el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Miguel Ángel Moratinos, ha asegurado que el Gobierno español se ha limitado únicamente a realizar gestiones políticas y diplomáticas con las autoridades somalíes para lograr la liberación del fotógrafo 

Las autoridades de Puntlandia acusaron del secuestro a los traductores locales que habían trabajado para Cendón y Freeeman en la realización del reportaje, de los que dijeron que eran cómplices de un grupo de bandidos armados.

Free lance

Cendón trabaja como 'free lance' y colabora con la agencia France Press en zonas conflictivas de Asia, mientras que Freeman trabajaba para el periódico británico Sunday Telegraph.

El Gobierno únicamente ha realizado gestiones diplomáticas, asegura Moratinos

Estudió ciencias económicas, periodismo y cine, ha trabajado en Colombia, Venezuela, Israel, los territorios palestinos o Darfur. Desde 2004, cubre la zona de los grandes lagos en África.

Los secuestradores en Somalia normalmente buscan el pago de un rescate y no suelen dañar a los rehenes. Una médico española de Médicos Sin Fronteras fue secuestrada en esta zona el diciembre del año pasado junto a una compañera argentina, y fueron liberadas a los pocos días. El Gobierno español negó entonces que hubiera pagado algún rescate.