Archivo de Público
Sábado, 3 de Enero de 2009

"Los presos vascos, a casa"

Miles de personas han acudido en Bilbao a la manifestación convocada por el colectivo de presos de ETA, 'Etxerat', en la que se ha reclamado "el fin de la política de dispersión"

AGENCIAS ·03/01/2009 - 21:24h


Vista de la manifestación convocada en Bilbao por la asociación de familiares de presos de ETA, Etxerat.

Miles de personas han acudido hoy en Bilbao a la manifestación convocada por el colectivo de presos de ETA Etxerat en la que ha reclamado "el fin de la política de dispersión" así como la liberación de los reclusos que padecen enfermedades graves o incurables.La manifestación ha contado con el respaldo de cuarenta colectivos sociales, sindicales y políticos, entre los que, además de la izquierda abertzale, se ha encontrado Aralar.

"La estrategia cruel de los gobiernos español y francés solo genera sufrimiento. Tienen a 10 presos encarcelados pese a estar gravemente enfermos y otros 28 siguen en prisión pese a haber cumplido toda su pena", ha recalcado ante los medios de comunicación congregados Polentzi Goikoetxea, portavoz de Etxerat.Por su parte, Joxe Campos, representante también de este colectivo, ha exigido "el fin de la política de dispersión", ya que se trata de "un castigo añadido para los familiares".

"Los presos vascos, a casa"

El ex portavoz de Batasuna Arnaldo Otegi, el histórico dirigente de Herri Batasuna Tasio Erkizia, la abogada Jone Goirizelaia, así como Rafa Díez Usabiaga y Txutxi Ariznabarreta, anteriores máximos responsables del sindicato LAB, entre otros, han estado presentes en la manifestación, encabezada por una pancarta portada por doce jóvenes en la que se podía leer "Euskal presoak etxera (Los presos vascos, a casa)".
Tras ella, más de un centenar de familiares de presos han mostrado fotografías de los encarcelados (entre ellas las de Garikotz Aspiazu, Txeroki), dando paso a otra pancarta con la leyenda "Heriotz zigorrik ez. Bizi arteko zigorrik ez. Euskal presoak Euskal Herrira (No a las condenas a muerte. No a las cadenas perpetuas. Los presos vascos, a Euskal Herria)".

En el transcurso de la manifestación se han escuchado gritos a favor de la amnistía total y en contra del PNV. La asociación Dignidad y Justicia había pedido a la Audiencia Nacional que prohibiese la manifestación al considerar que detrás de la convocatoria del acto se encontraba la organización ilegal Askatasuna.