Archivo de Público
Sábado, 3 de Enero de 2009

Barajas se colapsa por la falta de controladores y el mal tiempo

El aeropuerto sólo opera en dos de sus cuatro pistas. Se espera un "sábado difícil de retrasos y cancelaciones"

SUSANA HIDALGO ·03/01/2009 - 11:06h

El aeropuerto de Madrid-Barajas vivió este sábado otra jornada de caos y de retrasos por el mal tiempo, y porque el día anterior un tercio de la plantilla de controladores aéreos (7 de 23) estaba de  supuesta baja laboral, según fuentes aeroportuarias. Este colectivo protesta por el recorte de las horas extraordinarias debido a la disminución del tráfico aéreo.

Aunque ayer tan sólo dos de los controladores faltaron a sus puestos de trabajo, la jornada siguió acumulando retrasos de más de dos horas en muchos de los vuelos. Además, los pilotos están en huelga de celo desde principios del pasado mes de diciembre.

Aena habló de retrasos de 38 minutos y los afectados, de horas

La terminal más afectada de Barajas fue la T4, donde opera Iberia. Esta compañía aérea, que por la mañana tuvo que cancelar 22 vuelos, informó a sus viajeros de que la culpa del caos la tenían los pilotos y los controladores por estar en huelga.

A la una de la tarde, un centenar de personas formaban una larga cola ante el servicio de Atención al Cliente de Iberia. La imagen: caras de cansancio, niños tumbados por el suelo, gente que empieza a perder la paciencia... Un grupo de turistas canadienses grababa con sus cámaras de vídeo todo lo sucedido.

"Salí ayer de Montreal a las siete de la mañana, es la una de la tarde y aún no he llegado a Valencia. ¡No puedo más!", se quejaba John, que al no saber a quién echarle las culpas, optó por un corte de mangas para la compañía aérea US Airways.

La gente se desesperaba en Atención al Cliente de Iberia

Comida gratis

Carmen y José Manuel esperaban también en la cola de Atención al Cliente para que Iberia les diese un vale gratis para canjearlo por comida. "En teoría volábamos ayer a las tres de la tarde a Santiago de Compostela y aún seguimos aquí. Nos han dado pocas explicaciones y malas", se lamentaba esta pareja.

Una situación parecida planteaban Manuel y Teresa, cuyo objetivo era embarcarse en un vuelo hacia Berlín . "Nos íbamos tres días de vacaciones a Alemania y ya hemos perdido uno. Ayer estuvimos cinco horas dando vueltas sin que nadie nos diese ningún tipo de información", agregaron. Este matrimonio llegó a subirse, con el resto del pasaje, al avión. "Pero a la hora nos desembarcaron", explicaron.

Barajas operó ayer con sólo dos de sus cuatro pistas, lo que redujo su actividad a la mitad. Según fuentes aeroportuarias, esta decisión no tiene nada que ver con la falta de controladores, sino que "se tomó hace unos días debido al bajo volumen de operaciones programadas para hoy [por ayer], donde hay previstos 956 movimientos".

Fuentes de Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA), el organismo que gestiona los aeródromos, afirmaron ayer que la T4 "es la terminal que está teniendo problemas, con un retraso medio de 38 minutos", mientras que "la T1, la T2 y la T3 están operando con total normalidad".

Sin embargo, algunos viajeros hablaron de retrasos de más de dos horas y muchos vuelos fueron cancelados. Otra mujer, María Loizaga, esperaba con su marido y sus dos hijos un avión para Panamá. "Venimos desde Bilbao y nuestro vuelo ha salido con dos horas de retraso. Al llegar a Madrid, Iberia ha dicho que ya no nos podía embarcar hacia Panamá y que teníamos que esperar a mañana", se quejó.

En las terminales de llegadas, la desesperación reinaba entre los que esperaban a familiares y amigos. "Ha salido a las nueve de la mañana de Málaga y mira a qué hora aparece", afirmaba un hombre mientras señalaba un reloj que marcaba las 13:30 horas. Otro grupo de inmigrantes empezaba a doblar las piernas del cansancio tras una hora de espera de un vuelo procedente de Quito.

Las protestas continuaron durante toda la jornada, en las salidas y en las llegadas, aunque los momentos más tensos se vivieron una vez los viajeros habían pasado el embarque, según fuentes de Iberia.