Archivo de Público
Sábado, 3 de Enero de 2009

Los socialistas creen que el lehendakari busca el "victimismo"

El PSOE cree que Ibarretxe quiere rentabilizar el juicio  en el Tribunal Superior del País Vasco al acercarlo a los comicios

JUANMA ROMERO / IÑIGO ADURIZ ·03/01/2009 - 07:30h

INFOGRAFÍA - Pincha para ampliar.

Hicieron falta minutos para probar que la fecha del 1 de marzo no es blanca. El lehendakari insistió en que una vez aprobados los Presupuestos de Euskadi de 2009 y también las medidas anticrisis, era “bueno” celebrar los comicios “sin pérdida de tiempo”.

El PSOE, en cambio, interpreta que Juan José Ibarretxe, al convocar las elecciones el mismo día que las gallegas, se muestra “desesperado”, aseguró José Blanco, el número dos del partido. Le colgó otra acusación más honda: que quiera “hacerse la víctima”, al arrimar el coleo del juicio en el Tribunal Superior del País Vasco con los comicios.

En todo caso, a los socialistas les interesaba más difundir ayer la idea de que les importaba poco la fecha. “Estamos preparados para la victoria”, apostilló Blanco. “Tenemos los deberes hechos desde hace meses”, comentaba a este diario el senador Dimas Sañudo, miembro de la ejecutiva del PSE. “El lehendakari ha querido sorprender. Evitar que un triunfo nuestro en Galicia tire de los resultados en Euskadi. Quiere sacar rédito del juicio, pero no lo conseguirá”. Miguel Buen, histórico dirigente de los socialistas vascos, se expresaban en similares términos: “El lehendakari continuará confundiendo el país y sus instituciones con su partido, pero yerra. Patxi López ya ha calado en la sociedad”. En algunos altos responsables del PSE cundía la sensación, no obstante, de que la fecha puede “beneficiar tangencialmente” al PP y a su presidente, Mariano Rajoy, al amortiguar su probable fracaso en Galicia con un resultado modesto en Euskadi.

Los conservadores, de hecho, no ocultaron su contento. “Es una gran noticia. Tenemos prisa por que a Ibarretxe se le acabe el tiempo”, destacó Esteban González Pons. Al PP, dijo, le va “muy bien” la coincidencia de elecciones porque “dice lo mismo” en Galicia y Euskadi, a diferencia de los socialistas. El vicesecretario de Comunicación del partido propaló la sospecha de que, llegado el caso, el PSE “no impedirá” la investidura de Ibarretxe.

 

LAS OPINIONES DE LOS SOCIOS DE GOBIERNO DEL PNV

EA: Galicia "es otra nación"

Ibarretxe no hiló las elecciones con su aventura soberanista pero sí, Mikel Irujo, el portavoz de Eusko Alkartasuna. Lo que se “debate” el 1 de marzo, recalcó, es el derecho a decidir de los vascos. Importa menos, por tanto, el hecho de que se solapen las gallegas con las vascos pues Galicia es “otra nación, otro país”, con una casuística distinta. Irujo manifestó su deseo de que no haya “intervenciones de ETA, que le suele gustar aparecer en estos momentos”. EA concurre sola por primera vez de 2001 y está “convencida” de su “apuesta” y de  sus “buenos resultados”.  

EB: no al bipartidismo

Ezker Batua expresó ayer un miedo lógico: verse engullida por la disyuntiva PNV-PSE. Por eso, el portavoz de la Presidencia de EB, Mikel Arana, reclamó a ambos partidos que “no caigan en la tentación del bipartidismo”. El número dos de la formación, Serafín Llamas, descartó que el adelanto de los comicios al 1 de marzo les reste posibilidades o, como leyó ayer el PSE, provoque un gesto de solidaridad hacia Ibarretxe por la polémica de la vista que se abrirá el día 8 contra él. “No hacemos interpretaciones positivas ni negativas. Nos toca trabajar y defender lo hecho en el tripartito”.