Sábado, 3 de Enero de 2009

Francia bate el récord de incendios de coches

Sarkozy anuncia sanciones contra los autores de incendios en Nochevieja

ANDRÉS PÉREZ ·03/01/2009 - 08:00h

C. STERLE/EFE - Los bomberos apagan el 1 de enero un vehículo en llamas cerca de París.

Los chavales de las barriadas populares de toda Francia batieron este año su récord histórico de incendios de coches para saludar la llegada del Año Nuevo.

Durante la pasada Nochevieja se contabilizaron un total de 1.147 autos convertidos en cenizas, pese al despliegue de unos 35.000 policías y gendarmes. El récord de quema de coches fue parejo al récord de detenidos, 288, y al récord de imputados, 219.

El presidente Nicolas Sarkozy hizo pública su irritación. "Siempre habrá gente insensata para darse el gusto malsano de pegarle fuego a los coches de los demás", dijo el jueves por la noche durante un discurso en el Palacio del Elíseo. "No hay ninguna razón para que sea la gente honesta la que pague por los delincuentes", que buscan "hundir a los más frágiles aún más en la dificultad", añadió.

Revueltas de jóvenes

Los incendios de coches en la banlieue (las barriadas) con motivo del Año Nuevo se han convertido en un fenómeno habitual en Nochevieja en Francia desde hace casi 30 años. Comenzaron a ocurrir de forma esporádica con las primeras revueltas de jóvenes a principios de los años 80, y se generalizaron desde mediados de los 90.

Los jóvenes de las barriadas más deprimidas, más segregadas, y más privadas de fuegos artificiales se divierten quemando coches y jugando al gato y al ratón con la Policía toda la noche.

Los estudios de sociólogos del Instituto Nacional de Altos Estudios sobre Seguridad (INHES) han demostrado que dentro de ese incendio generalizado y festivo se aprovecha para llevar a cabo otros propósitos, más selectivos: se quema el coche de un cuñado que necesita cobrar el seguro, se incendia también el coche de tal chivato de la policía, o se pega fuego al coche de un rival con quien se haya tenido alguna escaramuza.

Nunca ha habido muertos ni heridos graves, aunque sí muchísima chatarra enviada al desguace, y compañías de seguros obligadas a financiar la recompra de autos.

Nueva sanción

Sarkozy anunció una nueva sanción para reaccionar a la fenómeno de los coches quemados. El presidente anunció que, de ahora en adelante, los adolescentes que sean hallados autores de incendios de autos "no podrán presentarse a los exámenes del carné de conducir mientras no hayan solucionado las consecuencias de sus fechorías".

No está claro si la nueva sanción será un nuevo artículo del Código Penal, aprobado en el Parlamento, o una sanción extrajudicial.

Sarkozy ha prometido, además, que entrará en vigor de forma acelerada y efectiva una ley aprobada el pasado julio para indemnizar con 4.000 euros a los propietarios de un auto quemado y de renta baja.