Archivo de Público
Viernes, 2 de Enero de 2009

Un suicida asesina a 23 personas y deja 24 heridos durante una reunión tribal en Irak

El atacante,Amin al-Qaragholi, ha entrado por la parte trasera de la vivienda y se ha hecho explotar entre los invitados

REUTERS ·02/01/2009 - 18:22h

Un suicida con una bomba ha atacado una reunión de líderes tribales árabes suníes en una localidad al sur de Bagdad, dejando 23 muertos y 42 heridos, según ha informado el portavoz de seguridad iraquí, el mayor general Qassim Moussawi.

El Ejército de Estados Unidos dijo que sus datos iniciales indicaban 21 personas muertas y 22 heridas, mientras que una fuente de seguridad iraquí afirmó que hasta 30 personas perdieron la vida y más de 100 resultaron heridas.

Moussawi ha dicho que el jeque Mohamed Abdulá Salih, de la tribu suní al-Qaraghouli, era el anfitrión de un almuerzo entre líderes tribales en Yusufiya, a 20 kilómetros al sur de Bagdad.

El atacante, un familiar del anfitrión llamado Amin al-Qaragholi, ha entrado por la parte trasera de la vivienda y se ha hecho explotar entre los invitados, ha explicado Moussawi. El jeque se encontraba entre los heridos.

Frágil proceso de paz

La violencia ha descendido en Irak desde los picos de 2006 y 2007, pero suicidas con bombas y otros ataques aún golpean frecuetemente al débil proceso de paz.

El ataque ha ocurrido un día después de que la presencia de Estados Unidos en Irak quedara oficialmente bajo control iraquí , según un acuerdo de seguridad que comenzó a regir en Año Nuevo.

Autoridades locales y estadounidenses temen que la violencia aumente de cara a las elecciones provinciales del 31 de enero que prometen alterar el delicado balance de poder en el país.