Viernes, 2 de Enero de 2009

ENTREVISTA-Lluvias podrían empeorar epidemia de cólera Zimbabue

Reuters ·02/01/2009 - 14:33h

Por Michael Georgy

La temporada de lluvias podría empeorar una epidemia de cólera que ya causó la muerte de más de 1.600 personas en Zimbabue, informó el viernes un alto funcionario internacional de la Cruz Roja.

El brote recrudeció la crisis humanitaria que vive el país africano, donde el presidente, Robert Mugabe, y la oposición están estancados en una disputa por el reparto del poder y el líder veterano se resiste a los pedidos de Occidente para que abandone el cargo.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo esta semana que el cólera causó la muerte de 1.608 personas de un total de 30.365 casos informados y añadió que la tasa de infección no muestra signos de desaceleración.

La enfermedad se expandió debido al colapso de los sistemas de salud e higiene zimbabuenses.

Francoise Le Goff, jefe de operaciones en el sur de Africa de la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y la Media Luna Roja, dijo que el riesgo de cólera estaba creciendo ahora que Zimbabue ingresa en la temporada de lluvias.

"Nos estamos preparando para lo peor", señaló Le Goff, quien acaba de regresar de un viaje a Zimbabue, y agregó que si las precipitaciones continúan la epidemia podría prolongarse hasta marzo o abril.

"Lo peor sería que las lluvias fuertes no sólo causen la expansión del cólera sino inundaciones", dijo el funcionario, que agregó: "Esto significa que el nivel del agua cubrirá los campos, que los cultivos se destruirán, que las personas no podrán viajar o que no podremos acceder a la zona".

La crisis de cólera podría multiplicarse a 60.000 casos y más de 3.000 muertes en los próximos tres meses, señaló Le Goff, haciendo mención a estimaciones de la OMS.

La Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y la Media Luna Roja es la red de asistencia en catástrofes más grande del mundo.

Los zimbabuenses están padeciendo una gran crisis económica, con hiperinflación y fuerte escasez de alimentos, combustible y moneda extranjera.

No hay suficiente dinero para pagar a los médicos y enfermeros ni para comprar medicamentos en un país que alguna vez fue considerado una de las mayores promesas de Africa.

El cólera, que causa diarrea severa y deshidratación, se ha expandido a las 10 provincias de Zimbabue.

Le Goff dijo que la Cruz Roja se estaba concentrando en mover los centros de tratamiento más cerca de las áreas afectadas por la enfermedad, en educar a las personas sobre la infección y en brindar agua potable y medidas de higiene.

La crisis económica ha privado a las autoridades de los recursos necesarios para combatir el cólera. La escasez crónica de combustible ha dejado a los zimbabuenses sin transporte.

Muchas personas tienen que viajar largas distancias para conseguir tratamiento y algunas nunca llegan a tiempo.

"Si alguien tiene que caminar 50 kilómetros para acceder a un centro (de atención), definitivamente tendrá tiempo para deshidratarse antes de llegar", dijo Le Goff.

"Lo que tenemos que asegurar es que tengan tiempo para llegar y recibir el tratamiento adecuado", finalizó el funcionario.