Viernes, 2 de Enero de 2009

El gobierno catalán unifica su oposición al nuevo modelo de financiación

Subraya que "no tiene prisas" ni renuncia a ningún aspecto de la bilateralidad para garantizar que se cumple de forma "coherente" el Estatut

EFE ·02/01/2009 - 13:27h

El gobierno tripartito catalán ha unificado hoy su posición de rechazo a la propuesta del Gobierno central sobre el nuevo modelo de financiación, y ha subrayado que "no tiene prisas" ni renuncia a ningún aspecto de la bilateralidad para garantizar que se cumple de forma "coherente" el Estatut.

La parte catalana de la Comisión Mixta de Asuntos Económicos y Fiscales se ha reunido por espacio de una hora y media en el departamento de Economía, un encuentro al que han acudido los consellers de Economía, Antoni Castells (PSC), de Innovación, Josep Huguet (ERC), y de Interior y Relaciones Institucionales, Joan Saura (ICV-EUiA), así como los respectivos secretarios generales y secretarios de estos departamentos, Martí Carnicer, Joan Boada y Antoni Soy.

"Avances significativos pero insuficientes" 

Castells ha hecho una valoración más detallada de la propuesta que el martes pasado explicó el Ministerio de Economía, de la que ha enumerado los "avances significativos", pero a la vez "insuficientes" para cerrar un acuerdo, sobre todo porque no hay cifras ni determinados mecanismos de implementación del nuevo modelo.

El representante de ERC ha dado por buena la estrategia negociadora de la Generalitat 

La Generalitat quiere que se respete una nivelación que acerque las rentas disponibles entre las comunidades autónomas, pero que no se inviertan posiciones, como ocurre ahora en perjuicio de comunidades más dinámicas como Cataluña.

En todo caso, el aspecto más destacado de la reunión del tripartito ha sido que el representante de ERC, el conseller Huguet, ha dado por buena la estrategia negociadora de la Generalitat, después de los contactos del presidente catalán, José Montilla, con los dirigentes republicanos Joan Puigcercós y Josep Lluís Carod-Rovira.

Huguet ha avalado una negociación "en positivo" con el Estado con el objetivo de que se cumpla el Estatut y la última resolución unitaria en el Parlament al respecto, aunque ha advertido a CiU de que "no hay margen para la especulación al alza" sobre los objetivos y cifras a conseguir en la negociación. "Piden lo que no consiguieron en 30 años", ha añadido.