Jueves, 1 de Enero de 2009

La depresión y el dolor acompañarían a la enfermedad de Lyme

Reuters ·01/01/2009 - 10:28h

Por Megan Rauscher

Un nuevo estudio reveló que la depresión y la fibromialgia son comunes en los pacientes que padecen la enfermedad de Lyme crónica y parecen relacionarse con peores resultados funcionales.

Los pacientes con enfermedad de Lyme crónica son aquellos en los cuales la condición persiste pese a tratamientos previos de entre dos y cuatro semanas con antibióticos convencionales.

El equipo del doctor Afton L. Hassett, de la Escuela de Medicina Robert Wood Johnson de la Universidad de Medicina y Odontología de Nueva Jersey, estudió a 159 pacientes atendidos en un centro académico especializado en la enfermedad de Lyme.

Los expertos evaluaron la prevalencia y el papel de las enfermedades psiquiátricas comórbidas y los factores psicológicos en 77 pacientes con enfermedad de Lyme crónica y en 82 pacientes de comparación sin la condición crónica.

Los pacientes del grupo de control se habían recuperado de la enfermedad de Lyme o tenían síntomas similares pero explicables por otras dolencias.

Los investigadores hallaron que la depresión y los desórdenes de ansiedad eran mucho más prevalentes en los pacientes con enfermedad de Lyme crónica que en las personas del grupo de comparación.

Los pacientes con la dolencia crónica también solían informar más dolor y tener mayores niveles de sentimientos negativos y menor cantidad de sentimientos positivos. También presentaban más síntomas y peor funcionamiento.

Los resultados, asociados con la prevalencia de depresión y ansiedad y el poderoso rol de las variables psicológicas en los resultados funcionales, fueron "más pronunciados de lo esperado", indicó Hassett a Reuters Health.

"Esto no quiere decir que los síntomas de los pacientes sean puramente psicológicos porque en la mayoría de los casos no lo son, pero está claro que la depresión y la ansiedad son comunes en ésta y muchas (otras) poblaciones médicas y que deben ser tratadas", añadió el especialista.

El estudio también mostró que casi el 47 por ciento de los pacientes con enfermedad de Lyme crónica calificaban para un diagnóstico de fibromialgia, que es una condición caracterizada por el dolor y la rigidez muscular y articular.

"Los problemas de sueño son comunes en la mayoría de los pacientes con fibromialgia y ése parece ser el caso de muchos de nuestros sujetos con enfermedad de Lyme crónica", mencionó Hassett.

"Detectar y tratar los problemas de sueño puede generar una mejora sintomática importante", agregó el autor.

FUENTE: Arthritis and Rheumatism, diciembre del 2008