Archivo de Público
Lunes, 29 de Diciembre de 2008

Madrid aprueba el decreto que regula la actividad de los porteros de discoteca

Esta normativa establece las condiciones de estos trabajadores y acota sus funciones a tareas de control, no de seguridad 

EFE ·29/12/2008 - 14:43h

El Consejo de Gobierno ha aprobado hoy el decreto por el que se regula la actividad de control de acceso a espectáculos públicos y actividades recreativas, que define el trabajo de los porteros, tras recibir el visto bueno del Consejo Consultivo de la Comunidad.

Esta normativa establece las condiciones de estos trabajadores y acota sus funciones a tareas de control, no de seguridad.

El Consejo Consultivo de la Comunidad ha analizado ya esta normativa, que mantiene la prueba psicotécnica y de conocimiento sobre derechos fundamentales, derecho de admisión, medidas de seguridad en los establecimientos, horarios de cierre y régimen jurídico de los menores de edad.

De esta manera, las personas que quieran desarrollar esta profesión deberán pasar los exámenes en la Academia de Policía de la Comunidad y, una vez superados, llevar un distintivo específico en un lugar visible.

El certificado se deberá renovar cada cinco años y será extinguido si se dejan de cumplir los requisitos fijados.

Tres meses  

Una vez publicado el decreto, se establecerá un plazo de tres meses para obtener el distintivo para lo cual se hará pública una convocatoria de exámenes en la Academia de Policía en los próximos días, medida que dará luz verdes al inicio de este proceso.

Además de superar este examen, se exigirá que los candidatos sean mayores de edad, con nacionalidad española o el permiso de residencia y trabajo correspondiente, y carezcan de antecedentes penales.

El personal de control de acceso será aquel que ejercerá las funciones de admisión y control 

En cuanto a las funciones que podrán ejercer los porteros, serán las de controlar la entrada de personas al establecimiento público, comprobar la edad de las personas que pretendan acceder, controlar que no se exceda el aforo autorizado, así como requerir la intervención del personal de servicio de vigilancia del local o de las Fuerzas de Seguridad para impedir la entrada a las personas que incumplan las condiciones específicas de admisión.

El personal de control de acceso será aquel que ejercerá las funciones de admisión y control de acceso del público al interior de establecimientos públicos y que se encuentra bajo la dependencia de la persona titular u organizadora de estas actividades.

El decreto establece el ámbito de aplicación, que se circunscribe a las siguientes actividades: espectáculos públicos como celebración de conciertos y locales como cafés espectáculos, salas de fiestas, discotecas y salas de baile, bares especiales con o sin actuaciones en directo y espectáculos o actividades recreativas de carácter extraordinario.