Archivo de Público
Domingo, 28 de Diciembre de 2008

Israel recluta reservistas para una posible invasión

El Ejército mata a 60 palestinos en el segundo día de bombardeos en la franja de Gaza

EUGENIO GARCÍA GASCÓN ·28/12/2008 - 13:10h

Cazas y helicópteros israelíes bombardearon el domingo decenas de objetivos en la franja de Gaza por segundo día consecutivo causando la muerte de cerca de 60 palestinos. El número de fallecidos se eleva ya a 292, a los que se añaden más de 900 heridos.

Desafiando a la comunidad internacional, el Gobierno israelí asegura que la guerra será larga y ha llamado a filas a 6.500 reservistas para una posible invasión terrestre.

Algunos bombardeos se dirigieron contra las comisarías de Policía de Hamas, aunque también hubo otros objetivos, como una mezquita, frente al hospital Shifa, el mayor de Gaza, unos estudios televisivos, el ayuntamiento de Beit Hanun, el Gobierno civil de Rafah o el mercado de Yabaliya.

Los cazas destruyeron el principal complejo que utiliza la Policía de Hamas y en el ataque murieron cuatro hombres de la formación fundamentalista.

Por la tarde, bombardearon más de 40 túneles que los palestinos utilizan para el contrabando con Egipto, causando varias muertes. Por los túneles circulan a diario alimentos, combustible, medicinas, dinero y armas, y están controlados y regulados por Hamas.

Miles de palestinos cruzaron el muro hacia Egipto para huir de Gaza

Se estima que existen cientos de túneles similares con terminales a ambos lados de la frontera.

Un poco después, varios millares de palestinos lograron escapar de la franja en dirección a Egipto atravesando por varios puntos el muro que Israel construyó en su momento. Los policías egipcios intentaron evitar el éxodo disparando al aire, pero fueron desbordados por quienes huían.

Durante todo el día, hubo un goteo de muertos, pero en número inferior al sábado, tal vez porque muchos edificios se habían evacuado por precaución. El incidente más grave costó la vida a siete estudiantes adolescentes de una escuela de la ONU que esperaban en una parada de autobús cuando les sorprendió un misil.

Los hospitales estaban colapsados y por la noche Egipto permitió la entrada de algunos heridos que no pueden ser atendidos en los hospitales de Gaza debido a la escasez de medios derivada del bloqueo.

Las milicias dispararon alrededor de 40 cohetes con un balance de un herido leve por metralla y numerosas crisis nerviosas entre la población israelí. Dos cohetes cayeron junto a la ciudad costera de Ashdod, a 30 kilómetros de la franja, siendo los cohetes que llegan más lejos desde que Hamas empezó a lanzarlos hace ahora ocho años.

El Ejército israelí ha ordenado el reclutamiento inmediato de 6.500 reservistas, y está concentrando vehículos blindados y tanques junto a la franja de Gaza, aunque no está claro si estos movimientos conducirán a una invasión.

La ministra de Exteriores, Tzipi Livni, declaró que con esta operación no se busca la reocupación de la franja. Los israelíes se retiraron en 2005, pero mantienen un férreo control que apenas permite una entrada de suministros muy limitada.

Israel "engañó" a Hamás

 

En medios políticos hebreos, no se descartan ataques puntuales, pero se es consciente de que una invasión en toda regla es una decisión muy arriesgada que puede volverse contra los políticos que la secunden cuando sólo faltan 45 días para las elecciones del 10 de febrero.

Invadir la franja podría volverse contra los líderes israelíes

El objetivo de Israel es forzar la extensión de la tregua, pero Hamas aspira a mejorar las condiciones del alto el fuego de manera que Israel no bloquee a su antojo el acceso de suministros a Gaza.

Unos y otros parecen decididos a defender sus intereses con firmeza y a día de hoy no se ve una salida a la crisis, aunque podría ocurrir por sorpresa en cualquier momento, como ha sucedido en el pasado. Israel “engañó” a Hamas Entre las fuerzas políticas israelíes judías, existe una total unanimidad en lo tocante al ataque contra Gaza. El diario Yediot Ahronot informó de que el Ejército israelí “engañó” a Hamas haciendo creer que no atacaría durante el shabat, pillando por sorpresa a los líderes fundamentalistas.

La matanza de Gaza siguió generando manifestaciones en el mundo árabe, especialmente en Siria, Jordania y Líbano, que son los países con más refugiados palestinos. Los manifestantes protestaban tanto contra el ataque israelí como contra el apoyo de EEUU al Estado judío. Según Haaretz, Livni ha dado instrucciones a todas las embajadas israelíes para que se hagan visibles y defiendan los intereses del país ante los medios de comunicación. D