Archivo de Público
Viernes, 26 de Diciembre de 2008

Dívar no hablará en el Congreso sobre la sanción al juez Tirado

El grupo socialista solicitó la comparecencia del presidente del CGPJ. Una portavoz del órgano de gobierno de los jueces matiza que la comparecencia es no es posible porque el asunto debe ser revisado por el Tribunal Supremo 

Á. VÁZQUEZ/AGENCIAS ·26/12/2008 - 12:35h

ÁNGEL MARTÍNEZ - La portavoz del CGPJ tras una comparecencia reciente ante los medios.

La confirmación el martes de la multa de 1.500 euros impuesta al juez Tirado ha provocado el primer conflicto entre el Ejecutivo y el actual órgano de Gobierno de los jueces. Primero fue el ministro de Justicia al anunciar una reforma del régimen disciplinario de los jueces. Luego el diputado socialista Álvaro Cuesta pidió explicaciones del presidente del Consejo General del Poder Judicial en el Congreso. Hoy el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, mostró sin tapujos su disconformidad con la decisión adoptada por el CGPJ.

La portavoz del Consejo, Gabriela Bravo, salió al paso de la petición de comparecencia presentada por el Grupo Socialista "para que informe sobre política disciplinaria del Consejo y de inspección de los tribunales", recordando que ya estaba previsto que Carlos Dívar acuda a la Cámara Baja después de las navidades para explicar la Memoria del órgano del año 2007 y las líneas de actuación que desarrollará el CGPJ para tratar de mejorar la Justicia.

De explicación limitada

En cualquier caso, no hablará del juez Rafael Tirado. "En su doble condición de presidente del CGPJ y del Tribunal Supremo tiene limitada la defensa o explicación de cuestiones jurisdiccionales", señaló.

Dívar no puede hablar de la sanción porque "es una resolución de carácter gubernativo"

Bravo explicó que Dívar no puede hablar de la sanción impuesta al juez de lo Penal número 1 de Sevilla, porque es "una resolución de cáracter gubernativo, que aún no está redactada, y que no es firme; la va a conocer por la vía jurisdiccional el Tribunal Supremo, que Dívar preside", por lo que no puede pronunciarse en el Congreso sobre ella.

El martes día 23 el Pleno hizo público que por 14 votos frente a siete acordaba mantener la multa de 1.500 euros impuesta a Tirado por una falta grave consistente en no haber ejecutado la sentencia firme que él mismo había dictado contra Santiago del Valle, presunto asesino de la pequeña Mari Luz Cortés. La Fiscalía ya ha anunciado que recurrirá la resolución, pese a que aún no se conoce al ir acompañada por seis votos discrepantes.

Sin relación con Hernando

Bravo negó cualquier relación entre que Dívar no pueda pronunciarse sobre el caso Tirado y la negativa del anterior presidente del CGPJ, Francisco José Hernando, a comparecer en la Cámara baja para explicar su opinión sobre el Estatuto de Catalunya, por ejemplo.

La petición de comparecencia de Dívar fue respondida por las asociaciones de jueces. La Asociación Profesional de la Magistratura acusó al ministro de Justicia de incompetencia por "esconder sus propias responsabilidades" en el estado de la Justicia, mediante una reforma del régimen disciplinario de los jueces. Jueces para la Democracia, aunque no ve mal que Dívar comparezca en el Congreso, recordó que el CGPJ es un órgano "independiente", que "no tiene ni que defraudar ni que gustar" al Congreso. La Asociación de Fiscales consideró "desproporcionada" la petición socialista, informa EP.

Zapatero exige explicaciones 

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha dicho hoy que quiere que el máximo responsable del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Carlos Dívar, explique ante toda la ciudadanía la decisión de confirmar la multa al juez del caso Mari Luz, Rafael Tirado.

En la rueda de prensa posterior al último Consejo de Ministros del año, Rodríguez Zapatero ha respaldado la petición de comparecencia de Dívar ante el Congreso realizada hoy por el grupo socialista y ha señalado que la transparencia en la toma de decisiones de alguien que ejerce un poder del Estado, como es el judicial, es buena.

Tras expresar su discrepancia "profunda y seria" con la decisión del CGPJ de confirmar la multa al juez de Sevilla en relación al caso Mari Luz, ha subrayado que el Ministerio de Justicia "trabaja ya" en la reforma del régimen disciplinario de los jueces.

Además, el presidente del Gobierno se ha mostrado "absolutamente responsable" de la elección de los nuevos vocales del órgano de gobierno de los jueces, que el pasado martes confirmaron la multa, "como todos los grupos que han dado su respaldo".