Archivo de Público
Viernes, 26 de Diciembre de 2008

"Europa no presiona lo suficiente al Gobierno turco"

Abdullah Demirbas, alcalde del distrito en Diyarbaklr, en el Kurdistán turco, se enfrenta a una pena de 60 años de cárcel por publicar libros y comunicados en lengua Kurda

LAIA ALTARRIBA ·26/12/2008 - 08:00h

Demirbas, del partido pro-kurdo DKP, estuvo en Barcelona para recabar apoyos a su causa.

Abdullah Demirbas (Diyarbakir, 1966) no pierde su sonrisa cuando va contando todos los casos judiciales que el Estado turco ha abierto contra él por usar el kurdo desde su cargo de alcalde del distrito de la Muralla en Diyarbakir (la capital del Kurdistán turco). Demirbas se presentó por el DTP, la marca electoral actual del movimiento pro-kurdo. Su sonrisa debe tener relación con su convicción de que "la democracia llegará a Turquía".

La petición por los delitos que le imputan asciende a 60 años de cárcel, y hace casi dos años le expulsaron de la alcaldía y disolvieron la corporación municipal. Hizo un comunicado de prensa en kurdo, turco, inglés, armenio, asirio y árabe dirigido a la ciudadanía, y le pidieron tres años de cárcel. Hizo traducir al kurdo el programa Linux para la población y le pidieron tres años más. Editó unos libros infantiles en kurdo y turco, y otros tres años. Y así hasta veinte casos. Ha estado en Barcelona en su gira por recabar apoyos internacionales.

¿Qué ley permite que le encarcelen por usar la lengua kurda?

Lo que me dice el Estado es que el único idioma oficial es el turco y que no se puede usar ninguna otra lengua. Además, me dicen que no desempeñaba mi función de alcalde, que imprimir libros y otras publicaciones no era la tarea de un ayuntamiento. Pero aquí hay una trampa: a mí me enjuician por usar el kurdo, pero hay alcaldes y gobernadores de otras partes de Turquía que usan otras lenguas que no son el turco y no les encarcelan.

¿Puede dar un ejemplo?

El gobernador de Rize (provincia donde nació Recep Tayipp Erdogan, el primer ministro turco) ha emitido un comunicado en turco y en japonés, y nadie le ha acusado de usar otra lengua que no sea la turca. Otro: recientemente, en Sirnak (provincia kurda), el AKP (el partido del Gobierno) hizo un mitin, había una pancarta en lengua kurda y resulta que esto no era delito.

¿Cómo valora la actitud de la Unión Europea respeto a los problemas que tiene la lengua kurda en Turquía?

Sabemos que la mayor parte de Estados de Europa quieren que haya cambios en Turquía y la UE le ha dicho en varias ocasiones a Erdogan que debe progresar hacia la democracia. Turquía responde que hará reformas, pero estas llegan muy lentamente y son muy tímidas, y Europa no presiona lo suficiente. La razón es que la UE tiene muchos intereses económicos en Turquía.

"Ningún kurdo confía ya en el primer ministro Erdogan"

Erdogan generó mucha esperanza entre la población kurda en las elecciones parlamentarias de hace un año, cuando aseguró que daría más garantías a los derechos humanos y mejoraría la situación de la población. ¿Qué ha quedado de aquellos compromisos?

Las promesas ya venían de antes. Él visitó las provincias kurdas en 2005 y dijo que solucionaría de manera democrática el problema kurdo. Pero estamos en 2008 y todavía no ha dado ningún paso para resolverlo. La lengua kurda continúa prohibida en todas partes. Cada día salen 10 aviones de Diyarbakir a bombardear las montañas kurdas y continúa la tortura: actualmente, hay unos 7.000 presos políticos y la cifra va en aumento. Con todo esto, no es extraño que ningún kurdo confíe ya en Erdogan.

¿En qué se nota este descontento de la población?

Hace poco, Erdogan visitó las provincias kurdas, y el 95% de las tiendas y establecimientos de las ciudades cerraron en protesta contra su política. Además, varios sondeos de cara a las elecciones municipales de marzo dicen que el AKP ha perdido mucho apoyo.

"Hace 25 años que están haciendo operaciones militares y el conflicto continúa"

En octubre, los veinte diputados del DTP presentaron una propuesta que tiene por objetivo democratizar el Estado turco. Algunas de las propuestas son permitir la lengua kurda en las escuelas y que los gobernadores de las regiones salgan de elecciones. ¿Cómo han recibido los otros partidos esta propuesta?

Dicen que es una propuesta que quiere dividir Turquía y que además viene de parte de terroristas. Pero el objetivo del DTP era ofrecer un camino para solucionar el problema kurdo por vías democráticas. Hemos editado la propuesta en turco, kurdo e inglés, y ellos se han escandalizado porque está en lengua kurda y no la han ni leído.

El AKP arguye que deben parar los ataques del PKK (la guerrilla kurda).

No se puede perder de vista que si no se soluciona el problema kurdo, el PKK no dejará de luchar. Yo no sé cómo de grande es el PKK, pero tres millones y medio de kurdos han firmado una campaña donde expresan que Ocalan (el dirigente del PKK que lleva diez años encarcelado en aislamiento) es su líder. Esto muestra la magnitud del conflicto.

¿Cómo piensa el AKP resolver el conflicto?

Ellos lo único que quieren es que haya más sangre y muertes, que el conflicto continúe como está o, incluso, que vaya a peor. Al principio, el AKP, al ser un partido nuevo, dijo que sería diferente y que no estaría sometido a los militares. Pero ahora el Gobierno y el Ejército han llegado a un acuerdo para actuar con más dureza contra la población kurda y hacer más matanzas, más operaciones militares, más bombardeos. Nosotros decimos que esto no resuelve el problema kurdo. Hace 25 años que están haciendo operaciones militares y el conflicto continúa. No pueden acabar con los kurdos matándolos. La única solución es la democracia.