Archivo de Público
Lunes, 22 de Diciembre de 2008

El Papa arremete contra los cambios de sexo

El Obispo de Roma abogó por "escuchar" el lenguaje de la creación, "cuyo desprecio sería la destrucción del hombre y por tanto la destrucción de la obra de Dios"

AGENCIAS ·22/12/2008 - 17:29h

EFE - Los cardenales esperan su turno para recibir la bendición del Papa Benedicto XVI.

El papa Benedicto XVI se ha vuelto ha pronunciar hoy contra los cambios de sexo. Ha precisado que Dios creó al ser humano como "hombre" y "mujer" y abogó por una "ecología del hombre, que le proteja de la autodestrucción".

"No es una metafísica superada si la Iglesia habla de la naturaleza del ser humano como hombre y mujer y pide que este orden de la creación sea respetado", ha afirmado el Pontífice ante los cardenales y miembros de la Curia romana, a los que recibió en la tradicional audiencia de intercambio de felicitaciones con motivo de la Navidad.

El Obispo de Roma abogó por "escuchar" el lenguaje de la creación, "cuyo desprecio sería la destrucción del hombre y por tanto la destrucción de la obra de Dios". El Papa ha denunciado "lo que muchas veces se expresa con el término gender (transexual)" y señaló que el hombre pretende "auto-emanciparse de la creación y del Creador"."El hombre quiere hacerse a sí mismo y disponer siempre y exclusivamente de sólo aquello que le interesa. Pero de ese modo vive contra la verdad, contra el Espíritu creador", ha manifestado.

Benedicto XVI ha agregado que al igual que la foresta tropical necesita la protección del hombre, éste tiene que ser protegido, "ya que como criatura de la creación lleva escrito un mensaje que no significa contradicción de nuestra libertad, sino las condiciones".

El Papa Ratzinger dijo también que la Iglesia no puede limitarse a transmitir a sus fieles sólo el mensaje de la salvación, sino que tiene una responsabilidad hacia la creación y debe defenderla también en público.

Benedicto XVI volvió a defender como único el matrimonio entre un hombre y una mujer, así como la indisolubilidad del matrimonio, y recordó que es un sacramento instituido por Cristo.