Archivo de Público
Domingo, 21 de Diciembre de 2008

Wildeboer fulmina el récord mundial de los 100 espalda en piscina corta

El nadador español ha parado el crono en 49.20 durante el desarrollo del relevo 4x100 estilos del Campeonato de España

AGENCIAS ·21/12/2008 - 19:58h


El nadador español Ascwin Wildeboer en una de las pruebas del Campeonato de España de natación. EFE

El nadador español Aschwin Wildeboer ha batido hoy en Madrid el récord del mundo de los 100 espalda en piscina corta con un crono de 49.20.

El anterior mejor registro mundial estaba en 49.32 en poder del ruso Stanislav Donets desde los Campeonatos de Europa disputados hace una semana en Rijeka, en Croacia. El propio Wildeboer se quedó a tres centésimas del tiempo que ha registrado hoy en los Europeos de Croacia de la semana pasada. En la cita de Rijeka, el nadador catalán logró una medalla de oro empatado con el ruso Stanislav Donets en 50 espalda y dos medallas de plata, en los 100 y los 200 espalda.

Wildeboer, de 22 años, ya había declarado antes de la prueba que se tiraría a batir la plusmarca mundial en la primera posta del relevo 4x100 estilos de los Campeonatos de España de piscina corta que han finalizado hoy en Madrid. El nadador de Sabadell (Barcelona) ha batido este año doce récords de España en piscina corta, dos de ellos de Europa, cuatro en piscina de 50 metros y fue el único nadador español que disputó una final olímpica en los pasados Juegos de Pekín 2008, en los 100 espalda, prueba en la que fue séptimo.

Wildeboer, entrenado por su padre, el holandés Paulus Wildeboer, ahora director técnico de la Federación de Dinamarca, es el cuarto nadador español que bate un récord del mundo tras Martín López Zubero, Nina Zhivanevskaya y Mireia Belmonte, que lo hizo en los 400 metros estilos el pasado domingo en Rijeka.

Aschwin y Mireia son los únicos nadadores nacidos y criados en España que han conseguido récords marcas mundiales, pues López Zubero se entrenaba en Estados Unidos y Zhivanevskaya nació en Moscú. Nada más terminar la carrera, Wildeboer declaró exhausto: "Creo que no le he asimilado todavía. Esta temporada desde luego es el mejor regalo de Navidad que me llevo".