Archivo de Público
Domingo, 21 de Diciembre de 2008

El Manchester United se estrena como campeón del mundo

Un solitario gol de Wayne Rooney permite a los diablos rojos imponerse a la Liga de Quito (1-0) cuando jugaban con un hombre menos y proclamarse por primera vez campeones del Mundial de Clubes

AGENCIAS ·21/12/2008 - 13:24h

REUTERS - El portugués Cristiano Ronaldo felicita a su compañero Wayne Rooney en el gol del Manchester United en la final del Mundial de Clubes.

El Manchester United se ha adjudicado hoy la Copa Mundial de Clubes de la FIFA disputada en Japón al vencer en la final a la Liga Deportiva Universitaria de Quito por 1-0.

El delantero de la selección inglesa Wayne Rooney marcó el gol del triunfo en el minuto 73 en el estadio Internacional de Yokohama cuando los de Alex Ferguson jugaban con 10 desde el minuto cuatro de la segunda mitad por la expulsión del defensa Nemanja Vidic. De esta manera, el United se convierte en el primer equipo británico que gana esta competición después del fracaso del Liverpool en 2005, cuando cayó derrotado por 1-0 por el Sao Paulo de Brasil.

Los campeones europeos superaron su inferioridad numérica, tras un arrebato de Vidic, expulsado por darle un codazo en la cara al delantero del LDU Claudio Bieler. De hecho, la tarjeta roja al serbio dio vida al United y Rooney metió el gol de la victoria al recibir un gran pase de Cristiano Ronaldo.

"Somos el mejor equipo del mundo", dijo Rooney, elegido mejor jugador del torneo tras marcar dos goles en la semifinal, en la que el conjunto dirigido por Alex Ferguson ganó 5-3 al Gamba Osaka japonés. "Es un gran logro para el equipo y algo de lo que estamos muy orgullosos. Ha sido un partido duro, especialmente por jugar con 10 hombres", agregó. "Marcar el gol ganador es un sentimiento genial. Estoy seguro de que nuestros aficionados estarán encantados de apoyar al mejor equipo del mundo".

"Marcar el gol ganador es un sentimiento genial. Estoy seguro de que nuestros aficionados estarán encantados"

Por su parte, Cristiano Ronaldo, víctima de un duro tratamiento de los jugadores del equipo ganador de la Copa Libertadores, fue una amenaza constante durante el partido que dominó el Manchester bajo la mirada de 69.000 aficionados.

El equipo ecuatoriano tuvo una última ocasión en el minuto 89, cuando el portero Edwin van der Sar salvó por los pelos un fuerte disparo de Alejandro Manso. Los de Ferguson se alzan de este modo con su segundo título mundial, ya que en 1999 ganaron la versión previa de este torneo, la Copa Intercontinental, en la que se enfrentaban en un solo partido los campeones europeos y sudamericanos. En aquella ocasión, el Manchester ganó 1-0 al Palmeiras brasileño.