Archivo de Público
Domingo, 18 de Noviembre de 2007

Los Grizzlies pierden ante los Mavericks con Navarro de titular

Pau Gasol sufrió una dura defensa que frenó su actuación a 15 puntos y 6 rebotes en la tercera derrota seguida de Memphis.

AGENCIAS ·18/11/2007 - 17:26h

Juan Carlos Navarro obtuvo el premio de su primera titularidad tras la maravillosa actuación en la madrugada del viernes al sábado, pero su buen partido no fue suficiente para frenar a los Mavericks de Dallas, que se apuntaron el partido por un ajustado 108-105.

El escolta catalán, que disfrutó de un gran comienzo de noche, probó en sus carnes el amargo sabor de la derrota. En los últimos segundos del choque, dispuso de hasta dos triples frontales en franca posición para empatar el partido, pero erró en sendas ocasiones y no pudo mandar el encuentro a la prórroga. Diez segundos antes, había puesto a su equipo a sólo un punto de los tejanos.

A pesar del mal sabor de boca final, Navarro firmó una muy buena actuación contra una de las mejores defensas de la liga, anotando 14 puntos, recogiendo 4 rebotes y repartiendo 3 asistencias. El de Sant Feliu de Llobregat se benefició de la lesión de Darko Milicic en el anterior partido.

Marc Iavaroni colocó a Pau Gasol en el puesto del serbio e hizo un hueco a otro jugador exterior, en este caso Navarro. Gasol, por su parte, sufrió la pegajosa defensa del senegalés Desagana Diop, que le dejó en 15 puntos y 6 rebotes, lejos de sus guarismos habituales.

El alero Josh Howard volvió a ser clave para el triunfo de su equipo, anotando 27 puntos y atrapando 7 rebotes. Dirk Nowitzki, último 'MVP' de la NBA, acabó con 21 y 9 respectivamente, sacando a relucir su categoría en el último minuto del encuentro con todo por decidir.

Con esta derrota, Memphis sumó su tercera consecutiva, sumando tan sólo 2 triunfos en los primeros nueve partidos. Dallas sigue su imparable curso entre los mejores equipos de la liga y mantuvo su imbatibilidad en el American Airlines Center.

Además, su entrenador, Avery Johnson, se convirtió en el entrenador que menos partidos ha necesitado para alcanzar las 150 victorias, logrando la marca en tan sólo 191 encuentros dirigidos. El anterior récord estaba en posesión de uno de los históricos de la liga, el entrenador de los Lakers de Los Angeles Phil Jackson, que necesitó de 12 partidos más para alcanzar esta cifra.