Archivo de Público
Domingo, 18 de Noviembre de 2007

España debuta en la Copa del Mundo con una derrota ante Bulgaria

Tras el pinchazo, los españoles se enfrentan mañana ante la favorita Brasil, que cayó derrotada por sorpresa contra EEUU.

EUROPA PRESS ·18/11/2007 - 17:20h

El jugador de la selección española de voleibol masculino Israel Rodríguez (18) logra superar con su golpe la barrera formada por los búlgaros Andrey Zhekov (3) y Hristo Tsvetanov (2). EFE

España no ha comenzado con buen pie su participación en la Copa del Mundo que se está disputando en Japón al perder por 3-1 contra Bulgaria, en un partido en el que el combinado nacional siempre fue a remolque en el marcador.

La presión de Bulgaria con el servicio y los consiguientes problemas de recepción de los españoles propiciaron que el combinado entrenado por Martin Stoev llevase la iniciativa en el primer set. España intentó recuperarse pero se toparon en todo momento con la muralla búlgara, que terminó por desnivelar la balanza en el final de la primera manga.

Bulgaria continuó mostrando más solvencia que su rival en el inicio del segundo set. Los bloqueos búlgaros se convirtieron en la auténtica pesadilla de los españoles, que se encontraron ante unos inspirados oponentes sobre la red (8-4). El técnico español, Marcelo Méndez, trató de aclarar el oscuro panorama de su equipo dando entrada a Ibán Pérez en la posición de opuesto.

Cuando peor pintaban las cosas, apareció Israel Rodríguez. El sevillano realizó un completísimo partido, tanto en saque como en ataque, y lideró la reacción española. El resto del equipo se contagió del desparpajo y acierto del receptor andaluz para, con mucho esfuerzo, darle la vuelta completamente al parcial (15-16). Hacia el final del set, España realizó tres bloqueos consecutivos que le dieron una franca ventaja (17-20).

El trabajo colectivo nacional posibilitó que España rentabilizase esa diferencia favorable para que un remate de Enrique De la Fuente supusiese el 19-25.Ambas escuadras habían mostrado lo mejor de su repertorio y la tercera manga se convirtió en un intercambio de puntos (7-8, 16-15). Ninguno de los dos equipos fue capaz de imponer su ritmo de juego y los ataques exitosos se sucedieron tanto en un lado del campo como en otro.

En esta disyuntiva, el set se iría para el equipo que cometiese menos errores, y ese fue Bulgaria. Los de Stoev firmaron un parcial de 5-0 en la fase final del set, sustentado nuevamente en la dureza del saque. Dos 'aces' de Konstantinov pusieron el 25-20 que adelantaba a Bulgaria.

España trató de lograr la reacción pero los nacionales fueron cayendo progresivamente en la frustración por no poder reducir las diferencias. De hecho, la ventaja búlgara fue creciendo, hasta tomar dimensiones insalvables. Un remate de Konstantinov -MVP del partido- puso el definitivo 25-17. La selección española tratará de enderezar el rumbo mañana ante Brasil, en un partido muy complicado a priori, por tratarse del multicampeón mundial, olímpico y de la Liga Mundial.