Archivo de Público
Domingo, 21 de Diciembre de 2008

Cuestión de orden

Senna y Xavi, los dos mediocentros de la selección, miden su jerarquía en El Madrigal

RUT VILAR ·21/12/2008 - 08:00h

Reuters - Xavi y Senna durante un entrenamiento con la selección española.

Si se cumple la premisa de que en el fútbol moderno los partidos se ganan en el medio campo, esta tarde en El Madrigal saltarán chispas. Frente a frente, los dos centrocampistas que llevaron a la selección española a ganar la Eurocopa: Xavi Hernández y Marcos Senna.

Ambos fueron básicos en el equipo de Luis Aragonés. Xavi, en la construcción y Senna, en la contención. Ahora, los dos son determinantes también en sus respectivos clubes, aunque mientras al catalán la resaca del campeonato europeo parece sentarle de mara-villa, en el Villarreal el brasileñoha dado algunas muestras de fatiga, por lo que Pellegrini ha optado por dosificarle sustituyéndole a menudo.

Tampoco llega en su mejor momento al choque el equipo castellonense; la derrota en casa contra el Valladolid por 0-3 les dejó tocados y no han conseguido ganar en las dos últimas jornadas, por lo que han perdido la segunda posición en la tabla. Como local, en este final de año el Villarreal ha mostrado un juego irregular, más solvente en ataque que en defensa. En El Madrigal, el Atlético de Madrid le marcó cuatro goles, Valladolid y Getafe, tres. Aún así, para el Barça el estadio groguet siempre ha resultado un campo difícil .

Duro estadio para el Barça

"Es muy pequeño, con mucho ambiente. Incómodo para nosotros". Eidur Gudjohnsensólo lleva dos temporadas en el Barça pero puede dar fe en primera persona de cómo se le atraganta a su equipo jugar en El Madrigal. Desde que el Villarreal se asentó en Primera División, en el año 2000, el Barcelona ha conseguido sacar más puntos incluso del Bernabéu que del estadio castellonense.

El balance de estos años: cinco derrotas azulgrana, un empate y dos victorias. En casa y con Pellegrini en el banquillo, el equipo amarillo ha ganado tres de los cuatro encuentros que ha disputado contra el Barça. "En su campo es un equipo muy difícil de batir", añade Martín Cáceres. "Es un campo muy complicado, en casa suelen ser un equipo muy regular", abunda Bojan.

"Más allá de que da la impresión de ser un campo más pequeño, la clave es que nosotros lo conocemos muy bien y nos sentimos muy cómodos en casa", valora el centrocampista del Villarreal Eguren. Y no le falta razón al uruguayo al matizar que lo del tamaño es "una impresión". El terreno de juego de El Madrigal mide lo mismo que el del Camp Nou y es dos metros más ancho que el del Santiago Bernabéu. La diferencia con estos dos estadios es que en Villarreal las gradas están pegadas a las líneas que delimitan el campo.

El Barça además encontrará, en esta ocasión, más bullicio que en su última visita a La Plana. El equipo azulgrana será el primero que llene el estadio desde que se aumentó el aforo del campo a 25.000 espectadores, gracias a una grada supletoria que se estrenó el pasado septiembre. Ni Manchester United, ni Atlético de Madrid, ni Celtic agotaron en su día las localidades. Para hoy, el Barça pierde a Márquez, lesionado igual que Venta en el Villarreal. Llorente es baja por sanción.