Archivo de Público
Sábado, 20 de Diciembre de 2008

Rouco rechaza la ley de plazos para el aborto porque hace crecer "una cultura de la muerte"

El cardenal arzobispo de Madrid  cree que la solución es elaborar una "cultura de la vida" en la que se incluya el bien y el favor para la madre

·20/12/2008 - 18:55h

El cardenal arzobispo de Madrid y presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE), monseñor Antonio María Rouco Varela, mostró hoy su rechazo a la propuesta de algunos grupos parlamentarios --PSOE, ERC-IU-ICV y BNG-- de establecer una ley de plazos para regular el aborto ya que, a su juicio, hace crecer "una cultura de la muerte".

Tras finalizar ayer los trabajos de la subcomisión del Congreso encargada de analizar la actual legislación del aborto, Rouco Varela, en declaraciones a la Cadena COPE, afirmó que la solución es elaborar una "cultura de la vida" en la que se incluya el bien y el favor para la madre.

"No creo que haya ninguna mujer a la que le guste abortar, así que lo que hay que hacer es ayudarla a que no lo haga en vez de facilitarle el hecho del aborto", espetó.

"Lo que hay que hacer es ayudar a la mujer a que no lo haga en vez de facilitarle el hecho del aborto"

Sin embargo, añadió, esto resulta difícil cuando se pretende reconocer el aborto como un hecho normal en la vida del Estado, advirtiendo de que en los últimos años ha ido creciendo en España "una especie de cultura de la muerte que nos ahoga".

Ante esto, Rouco Varela aboga por responder "tratando de que las ideas, la mentalidad social, la opinión pública y la participación ciudadana, sobre todo de los católicos, contribuya a sustituir esa cultura de la muerte por una cultura de la vida".

La misa de Colón

Para ello, el arzobispo de Madrid considera que el mejor marco será la celebración de la Eucaristía que, con motivo de la festividad de la Sagrada Familia, se celebrará en la madrileña plaza de Colón el próximo domingo 28 de diciembre, por lo que animó a todos los ciudadanos a acudir al acto en defensa del lema de este año 'La familia, gracia de Dios'.

Según explicó, la ceremonia será más corta que la del año pasado pero se vivirá "con la misma intensidad de entonces". De hecho, aseguró que ya han confirmado su asistencia más de 1.000 autobuses con ciudadanos de toda España.