Archivo de Público
Sábado, 20 de Diciembre de 2008

Un Espanyol en apuros amenaza con romper la conjura de Aguirre

El técnico del Atlético pidió a la plantilla cuatro triunfos tras el empate en Soria

HUGO JIMÉNEZ ·20/12/2008 - 08:00h

EFE - El técnico mexicano del Atlético de Madrid, Javier Aguirre (d), sujeta al delantero argentino'Kun' Agüero durante un entrenamiento.

Todo ocurrió la semana posterior al partido que el Atlético empató en Soria ante el Numancia (1-1). El postrero gol de Barkero, de penalti, dejó muy tocado al vestuario rojiblanco y en especial a su entrenador, Javier Aguirre.

En el primer entrenamiento posterior al encuentro de Soria, que tuvo lugar en la Ciudad Deportiva de Majadahonda, Aguirre conjuró a sus jugadores para sacar adelante los cuatro compromisos ligueros restantes antes de las vacaciones de Navidad.

"Parece que nos hemos distanciado mucho de los de arriba, pero ahora tienen que jugar entre ellos", le indicó Aguirre a un vestuario herido por los continuos pinchazos, sobre todo a domicilio. "La suerte tampoco nos ha acompañado", se escudó el preparador mexicano ante sus jugadores. Y prosiguió con su arenga a los suyos: "Les digo que si ganamos los cuatro próximos partidos, acabaremos el año en puestos de Champions".

Aguirre pidió un esfuerzo a sus jugadores para finalizar el año de la mejor manera posible y, a expensas del choque de hoy, el equipo ha respondido. La conjura, de momento, ha dado sus frutos al Atlético y una victoria esta noche acercaría al equipo a su objetivo.

Montjuïc, campo maldito

Pero para ello el Atlético debe vencer esta noche en Montjuïc,campo maldito para los colchoneros, donde sólo ganaron en dos de sus últimas diez visitas. Y además con la baja de última hora de Ujfalusi, que padece una gastroenteritis.

Para contrarrestar la ausencia del checo, Aguirre tira de Pablo como acompañante de Heitinga en el centro de la zaga. El albaceteño perdió esta temporada la confianza de su entrenador y las bajas le darán una nueva oportunidad. Aguirre sacó ayer la cara por su jugador. "Pablo no tiene nada que demostrar", advirtió el mexicano.

Otra de la novedades del encuentro será la planificación del mismo. El Atlético viajará hoy mismo a Barcelona, evitando así la costumbre de las concentraciones. Esta temporada ya ocurrió también ante el Orihuela en Copa y frente al Marsella en Champions, pero nunca en Liga.

Por su parte, Mané también ha roto con la rutina en el Espanyol. El equipo tendrá hoy un último entrenamiento antes del encuentro, en el que además se conocerán los convocados para el choque de esta noche. "No lo he hecho por nada en especial", aseguró Mané tras ser preguntado por el cambio. Hoy veremos los resultados.