Archivo de Público
Sábado, 20 de Diciembre de 2008

Un tribunal francés aprueba las secuelas de "Los Miserables"

Tras años de batalla legal, el tribunal de apelaciones de París falló a favor de Plon, editorial de dos novelas basadas en Los Miserables

REUTERS ·20/12/2008 - 13:38h

Cartel de la película "Los miserables"

Las secuelas modernas del clásico de Víctor Hugo "Los Miserables " han sido autorizadas después de que un tribunal francés desechara una demanda de los descendientes del literato del siglo XIX, informó el viernes un abogado de la editorial Plon.

Tras años de batalla legal, el tribunal de apelaciones de París falló a favor de Plon, editorial de dos novelas basadas en Los Miserables realizadas por el autor contemporáneo François Ceresa, explicó el abogado de Plon Paul Lombard. "El tribunal ha rechazado la demanda de los descendientes de Víctor Hugo y les ha ordenado pagar 10.000 euros (13.960 dólares) por daños e intereses", declaró a Reuters.

La sentencia del tribunal de apelaciones de París sigue a un reclamación de Pierre Hugo y otros descendientes contra Plon y Ceresa, el autor de dos novelas que presentan personajes populares como la esposa abandonada Cosette o el estudiante Marius.

Las editoriales las criticaron por considerar que iba en contra del principio de la libertad de expresión y el caso siguió su rumbo por el sistema judicial antes de terminar en la tribunal de París, donde fue examinada el mes pasado. Publicada en 1862, "Los Miserables" fue un éxito inmediato y varias generaciones de escolares franceses han crecido con personajes como Cosette y Marius, el pillo callejero Gavroche o el héroe convicto Jean Valjean.

El libro ha sido también la base de diversas versiones en cine, así como de uno de los musicales más exitosos de todos los tiempos. En el , un tribunal de menor rango dictaminó que las dos novelas de Ceresa, "Cosette ou le temps des illusions" (Cosette o el tiempo de las ilusiones) y "Marius ou le Fugitif" (Mario o el fugitivo) constituían una ofensa contra los derechos morales de Víctor Hugo.

Varias generaciones de escolares franceses han crecido con personajes como Cosette y Marius o el héroe convicto Jean Valjean

"Plon no sólo no consultó al señor Hugo sino que la editorial posteriormente le trató de manera brusca y rechazó cualquier tipo de discusión", publicó el diario Le Figaro citando al abogado de Pierre Hugo, Stephane Loisy. "Básicamente, las obras del señor Ceresa deforman completamente el original", explicó el abogado.

La demanda recibió el apoyo de la Société des Gens de Lettres (Sociedad de la Gente de Letras), un grupo a favor de los derechos de los escritores organizado en 1838 por Víctor Hugo y algunos de sus homólogos, como Honore de Balzac y Alexandre Dumas.

Pero los abogados de Plon argumentaron que no había justificación para obstaculizar la publicación de textos posteriores, señalando que muchas de las adaptaciones previas de los trabajos de Hugo se hicieron con libertad con respecto al texto original y que la sentencia del viernes les respaldaba. Lombard exclamó: "Los libros pueden seguir apareciendo libremente, es un gran triunfo para nosotros".