Archivo de Público
Sábado, 20 de Diciembre de 2008

El PSOE defiende que el aborto se rija por una ley de plazos

El PP reitera que la reforma está injustificada y prevé que hará aumentar las interrupciones de embarazos

VANESSA PI ·20/12/2008 - 08:00h

El PSOE quiere que la nueva ley que regule el aborto sea de plazos. Pero añade que ello no debe impedir que éstos se superen si se dan algunos supuestos. Es el mensaje que ha lanzado la portavoz de Igualdad del Grupo Parlamentario Socialista, Carmen Montón, al concluir el período de comparecencias de expertos que desde el pasado noviembre estudian cómo debería ser la nueva ley del aborto.

"Si hablamos de equipararnos a Europa, hay que tener en cuenta que en el resto de los países sobre todo tienen leyes de plazos", ha explicado Montón. El objetivo de la reforma legislativa que ha iniciado el Gobierno, recuerda, es acabar con "la inseguridad jurídica de las mujeres y los médicos".

Sin embargo, Montón no ha dejado claro qué plazos se están estudiando para permitir que la mujer aborte sin tener que dar ninguna explicación. "Aún es pronto", puntualiza.

"No inferior a 14 semanas"

La asociación de Mujeres Juristas Themis, que intervino en la última ronda de comparecencias a propuesta del PSOE, sí ha apostado por un plazo concreto, "no inferior a 14 semanas".

En caso de que el feto sufra malformaciones, Themis cree que se debe poder abortar sin límite. Este tipo de anomalías se suele detectar a partir de las 22 semanas de embarazo. Montón defiende el diagnóstico prenatal a partir de entonces. "Hay mujeres con embarazos deseados que no tienen dónde recurrir cuando el feto sufre malformaciones. Pero no sé cómo se materializará esto en la ley", explica.

Desde las filas conservadoras, la portavoz de Igualdad del PP en el Congreso, Sandra Moneo, ha repetido que la reforma de la ley está injustificada y augura que hará "aumentar el número de abortos", algo que Montón niega. Moneo ha criticado al PSOE por actuar "sin transparencia": "Si quieren despenalizar el aborto, que lo digan claro para ver cómo encaja en la doctrina constitucional".

La Fundación Marina, convocada por el PP, ha denunciado en la subcomisión que muchas mujeres abortan empujadas por situaciones de exclusión y violencia en el trabajo y con sus parejas. La subcomisión empezará a elaborar las conclusiones en febrero.