Domingo, 18 de Noviembre de 2007

Ferrer: "Ya me dijo Nadal que lo tenía jodido"

PÚBLICO.ES ·18/11/2007 - 09:24h

Ferrer aseguró tras el partido que su compatriota Rafael Nadal, que ayer cayó contra el suizo en semifinales, ya le había avisado de hoy le esperaba un partido difícil. "Nadal me dijo que lo tenía jodido. Me dijo: 'está jugando bien el tipo'", recordó Ferrer, que reveló que aunque el de Manacor no le dio consejos, "me deseó toda la suerte del mundo y me comentó que Federer estaba jugando bien, que no hace falta que me lo diga, ya vi el partido" de ayer entre ambos. "Tampoco hablamos mucho, bromeamos y ya está", añadió.

Ferrer reconoció que "Federer me ha fulminado, realmente me ha pasado por encima totalmente, con el saque, con la derecha y con el revés". El tenista de Jávea, que volvió a deshacerse en elogios hacia Federer, Djokovic y Nadal porque "están a otro nivel", aseguró que el suizo "es diferente" porque "puede hacerlo todo", ya que "sirve muy bien, tiene una derecha y un revés muy buenos, y no tiene punto débil, es el número uno, el mejor de la historia".

El español salió a la pista del estadio Qi Zhong con intención de luchar, que "es lo mínimo que se puede hacer", aseguró, pero el suizo "aún así ha sido muy superior. Qué podía haberle hecho, un 7-5, un 6-4 igual en algún set, pero de ahí a poder hacerle daño he estado muy lejos", admitió el español.

"Federer me ha jugado muy bien a la contra y no veía hueco, he intentado hacerlo lo mejor posible, pero no había forma", dijo. Encajar un resultado así, después de un torneo espléndido en el que había ganado los cuatro partidos jugados hasta hoy, "es una sensación difícil de llevar, pero me ha pasado ya tantas veces con Federer que ya no me venía de nuevo", señaló.

Después de ocho veces pues te resignas, y sigues intentándolo para ver si él en algún momento duda y por ahí puedes morderle, pero en una final así, en la que él cada vez iba a más, es complicado", dijo. Ferrer reconoció también que ante el número uno del mundo su actitud en la pista no fue como durante el resto del torneo de maestros.

"He salido motivado, quizá un poco despistado con todo lo que me rodeaba. No conformista, pero tampoco con la misma garra de otros días, así que como él tampoco me ha dejado el meterme en el partido, ha sido todo muy complicado", insistió.

Con todo, se mostró "muy feliz" por sus resultados de esta semana en Shanghai, que le permiten avanzar un puesto en el ránking mundial de la ATP y cerrar la temporada como número 5 del mundo. "Caramba, ya firmaba yo otro año más así", comentó. "Ha sido algo muy bueno, mi mejor ránking, mis mejores resultados, y ahora hay que disfrutarlo y aprovechar este momento, y seguir trabajando, para poder estar aquí y tener un buen año de cara al año que viene"