Archivo de Público
Martes, 16 de Diciembre de 2008

El consumo de la droga ketamina lesiona la vejiga y los riñones

Reuters ·16/12/2008 - 16:11h

La ketamina, una droga alucinógena también conocida como "Special-K", puede producir inflamación y contracción de la vejiga, lo que genera un daño renal potencialmente irreversible, informó un equipo de investigadores en Hong Kong.

La ketamina se utiliza como anestesia veterinaria y en los seres humanos produce alucinaciones y aumenta la presión. Se comenzó a consumir en algunas partes del mundo en los 90 y desde entonces está prohibida o clasificada como droga controlada en varios países.

"El consumo callejero de ketamina no es sólo un problema de adicción, sino que estaría asociado con una grave enfermedad urológica causante de una carga significativa para los recursos de salud", escribieron los autores en BJU International.

El equipo dirigido por la doctora Peggy Sau-Kwan Chu, del Hospital Tuen Mun en Hong Kong, China, describió los problemas que presentaron 59 consumidores de ketamina atendidos en hospitales de Hong Kong entre marzo del 2000 y diciembre del 2007.

Todos los pacientes habían tenido síntomas moderados a graves en el tracto urinario inferior, como urgencia, frecuencia y problemas para orinar.

El examen visual con un citoscopio reveló una inflamación de vejiga en 42 de esos pacientes y las biopsias comprobaron que 12 tenían un problema más grave llamado cistitis intersticial.

Análisis posteriores confirmaron que 47 pacientes tenían vejiga hiperactiva o una reducción de su elasticidad.

Los estudios por ultrasonido revelaron lesiones en uno o ambos riñones en 30 pacientes; cuatro de ellos tenían áreas de tejido renal muerto.

"Es indispensable abandonar el consumo antes de cualquier daño irreversible del tracto urinario", insistió el equipo.

Los expertos indicaron que quienes consumieron ketamina con fines recreativos deberían realizarse una evaluación urológica. Esto "reduciría no sólo los efectos dañinos en los consumidores, sino también el gasto de salud para la sociedad".

FUENTE: BJU International, diciembre del 2008