Archivo de Público
Lunes, 15 de Diciembre de 2008

CORREGIDO-Estudio halla 6 mutaciones de genes ligadas a obesidad

Reuters ·15/12/2008 - 17:31h

(Corrige para aclarar que se trata de dos estudios realizados por dos equipos diferentes)

Un grupo de investigadores identificó seis variaciones genéticas nuevas relacionadas con la obesidad e informó que apuntan a formas mediante las cuales el cerebro y el sistema nervioso controlan la alimentación y el metabolismo.

Joel Hirschhorn, del Hospital de Niños y la Escuela de Medicina de Harvard en Boston, condujo al equipo GIANT, que evaluó 15 estudios distintos sobre el mapa genético humano completo y detectó las seis variaciones genéticas nuevas.

"Estos hallazgos son un paso importante en la comprensión sobre cómo regula el peso el cuerpo humano", dijo en un comunicado el doctor Alan Guttmacher, director interino del Instituto Nacional de Investigación del Genoma Humano.

El equipo GIANT encontró que las variaciones en seis genes -TMEM18, KCTD15, GNPDA2, SH2B1, MTCH2 y NEGR1- estaban fuertemente asociadas con una proporción entre la altura y el peso conocida como índice de masa corporal, o IMC.

"Uno de los aspectos más notables de estos descubrimientos es que la mayoría de esos factores de riesgo están cerca de genes que regulan procesos en el cerebro", dijo Kari Stefansson, presidente ejecutivo de la firma islandesa deCODE Genetics , que llegó a resultados similares en otro estudio.

"Esto sugiere que a medida que trabajamos para desarrollar mejores formas de combatir la obesidad, incluso usando estos hallazgos como primer paso para la creación de nuevos fármacos, necesitamos focalizarnos en la regulación del apetito al menos tanto como en los factores metabólicos sobre cómo el cuerpo usa y almacena la energía", agregó Stefansson.

Estas variaciones apuntarían a nuevos blancos muy valiosos para los medicamentos, señaló el presidente de deCODE Genetics, que espera vender pruebas genéticas en base a estos hallazgos.

Cerca de un tercio de los adultos de Estados Unidos son considerados obesos, con un IMC de 30 puntos o más. La obesidad está vinculada a más de 100.000 muertes por año en la población estadounidense y las tendencias son similares en muchos otros países.

"Sabemos que los factores ambientales, como la dieta, juegan un papel importante en la obesidad, pero este estudio brinda más evidencia de que las mutaciones genéticas tienen un rol significativo en la predisposición individual a la obesidad", indicó el doctor Eric Green, del Instituto Nacional de Investigación del Genoma Humano.