Archivo de Público
Domingo, 14 de Diciembre de 2008

«Muchas pymes ya han tenido que cerrar»

GLÒRIA AYUSO ·14/12/2008 - 17:58h

La Unión Patronal Metalúrgica agrupa a 18.000 empresas que emplean a unos 250.000 trabajadores en Catalunya, pertenecientes al sector del automóvil, transporte, sistemas eléctricos y siderurgia en general. Su presidente, Antoni Marsal, advierte de que la crisis financiera está asfixiando a muchas empresas que no pueden poner en marcha las inversiones que necesitan para continuar creciendo o, en el peor de los casos, tienen que cerrar.

¿Sufren las empresas del ramo del metal la restricción del crédito?

Hay un problema financiero gravísimo y lo peor es que no se toman medidas de apoyo a las pymes. No parece que la inyección de liquidez se esté trasladando a estas actividades.

¿Cuál es la situación?

Han bajado los pedidos, han tenido que despedir a trabajadores de las líneas de montaje. El sistema financiero las ha dejado colgadas. No existe cobertura del riesgo, las empresas que irían bien no pueden entregar sus pedidos porque no tienen dinero, no pueden funcionar.

¿Podrán aguantar mucho?

Si esta situación se alarga todo empeorará y hay empresas que ya se han visto obligadas a cerrar. En los últimos años se invertido mucho en tecnología y maquinaria, y ahora el empresario ve que no puede pagar los créditos pidió que para hacerlo, aunque a la vez eso le ha permitido prepararse mejor para superar esta crisis. Por ello, tenemos mayor capacidad de recuperación.

¿Qué debería hacerse?

Por un lado, hay que lograr abrir el grifo de los bancos, aprobar un aplazamiento en el pago de impuestos, dejar de tributar temporalmente a la Seguridad Social o reducir las cuotas, agilizar la devolución del IVA y que las administraciones públicas avancen los pagos, entre otras medidas. Por otro lado, queremos intervenir en el diseño del Plan Integral de la Automoción, que es lo más urgente para resolver el problema a corto plazo.