Archivo de Público
Sábado, 13 de Diciembre de 2008

Raúl Castro sella en Caracas su alianza estratégica con Chávez

El presidente cubano inicia su primera gira internacional desde que asumió el cargo en febrero 

CLODOVALDO HERNÁNDEZ ·13/12/2008 - 18:55h

 

Raúl Castro, en su primer viaje internacional como presidente de Cuba, llegó ayer a Caracas a las 11 de la mañana hora local. Castro, de 77 años, quien asumió formalmente el poder en febrero, tras ejercerlo provisionalmente a partir de 2006, no había salido desde entonces de la isla caribeña.

El primer destino seleccionado ratifica la intensa Relación que han mantenido Cuba y Venezuela durante los últimos ocho años.

El mandatario, quien reemplazó a su hermano, Fidel Castro, después de que este enfermara en 2006, seguirá su gira rumbo a la ciudad brasileña de Salvador de Bahía, para participar en la Cumbre de América Latina y el Caribe sobre Integración y Desarrollo, que se celebrará los días 16 y 17 de diciembre.

El visitante fue recibido por el presidente Hugo Chávez en la zona militar del aeropuerto internacional Simón Bolívar en Caracas.

Cuando la banda musical rindió los honores correspondientes, Chávez demostró que conoce la letra del himno cubano, pues pudo observarse cómo lo entonaba.

En varias oportunidades, Chávez ha dicho que Cuba y Venezuela forman una sola nación, aunque con dos gobiernos.

"Nos encontramos una vez más en Venezuela, tal como hace 55 años, cuando éramos estudiantes. En esa ocasión llegamos a Caracas y, siguiendo el ejemplo de José Martí, antes de hacer nada, fuimos a rendirle honores a Simón Bolívar. Hoy vamos a hacer lo mismo.

Le traigo al pueblo de Venezuela el saludo y un abrazo del jefe de la revolución cubana, el comandante Fidel Castro Ruz", expresó el dignatario visitante durante un breve acercamiento a los periodistas.

Petróleo

Los dos presidentes tenían prevista su primera reunión formal a las cuatro de la tarde. Sin embargo, Chávez acompañó a Castro al mediodía, durante su visita a la plaza Bolívar, ubicada en el casco histórico de la capital venezolana.

Posteriormente, estuvo a su lado cuando colocó una ofrenda floral ante la tumba del Libertador Simón Bolívar, en el Panteón Nacional.En este lugar se produjo una masiva manifestación de partidarios del Gobierno, en homenaje a Castro.

La relación de Chávez con Cuba es uno de los aspectos que causa mayor irritación 

La relación de Chávez con Cuba es uno de los aspectos que causa mayor irritación en los sectores opositores venezolanos, quienes acusan al mandatario de "regalar" el petróleo al Gobierno cubano.

Venezuela vende, con importantes descuentos y un flexible sistema de financiación, alrededor de 100.000 barriles diarios de petróleo a La Habana.

Como parte de pago, Cuba mantiene en Venezuela un contingente de médicos y monitores deportivos y culturales. El número de estas personas es objeto de permanente controversia entre el Gobierno y sus adversarios.

Estos últimos han llegado a afirmar que se ha registrado una invasión que alcanzaría los 100.000 cubanos y aseguran que buena parte de ellos son en realidad agentes políticos y de seguridad infiltrados en las barriadas y
campos para ideologizar y espiar a los venezolanos.

En abril de 2002, cuando Chávez fue derrocado brevemente por un movimiento opositor aliado a altos mandos militares, una de las primeras medidas anunciadas por el naciente régimen fue "ni una gota de petróleo más para Cuba".

El autoproclamado Gobierno de transición, dirigido por el empresario Pedro Carmona Estanga, no pudo, sin embargo, cumplir esta determinación, pues se desplomó en apenas 47 horas y Chávez retornó al poder.

Animadversión

La animadversión contra la presencia cubana ha tomado nueva fuerza en los últimos días.

El Gobierno nacional ha denunciado que algunos gobernadores y alcaldes opositores -elegidos tras las elecciones municipales del 23 de noviembre- han intentado desalojar de sus jurisdicciones a los médicos cubanos que atienden en consultorios populares.

El intercambio comercial cubano-venezolano ha ido ascendiendo a lo largo de los casi diez años de mandato de Chávez y actualmente asciende a 3.000 millones de dólares, un nivel que ubica a Cuba como el tercer socio internacional de Venezuela después de EEUU y Colombia.