Archivo de Público
Sábado, 13 de Diciembre de 2008

La Policía pierde el juicio por la muerte de Menezes

El jurado británico emite un "veredicto abierto" que condena la acción policial

LOURDES GÓMEZ ·13/12/2008 - 08:00h

akira suemori/ ap - Una prima de Menezes, Patricia Armani, y el mejor amigo de la víctima, Erionaldo da Silva, tras su rueda de prensa en Londres.

Cerca de la verdad, pero sin obtener justicia. La familia de Jean Charles de Menezes se siente confortada por la decisión del jurado británico que ayer emitió un "veredicto abierto" sobre las circunstancias de la muerte del joven brasileño por disparos de la Policía, el 22 de julio de 2005.

"Me siento revivida con la sentencia", dijo su madre, María Otone, en una nota que se leyó en Londres. Pero la campaña Justicia para Jean continúa porque, como explicó ayer su prima, Patricia Da Silva, "los errores de la Policía han quedado muy claros en las vistas públicas y creemos que hay pruebas para declarar su muerte ilegal".

La familia del joven brasileño muerto a tiros en Londres se siente reivindicada

La opción de "muerte ilegal", equivalente a homicidio, la descartó el juez que dirigió la instrucción, Sir Michael Wright, semanas atrás. De las dos alternativas en la mesa, "muerte legal" o "fallo abierto", los diez miembros del jurado optaron por mayoría por la decisión más comprometedora para Scotland Yard.

Cadena de errores

La Policía londinense recibió incluso un varapalo mayor en las respuestas del jurado a 12 cuestiones planteadas por el juez sobre hechos y circunstancias que pudieron contribuir a la muerte de Menezes.

Las conclusiones del jurado delatan una cadena de errores y mentiras que llevaron a los comandos antiterroristas a confundir al electricista brasileño, de 25 años, con el autor de un fallido atentado islamista cometido en el metro de Londres el día anterior.

Hussain Osman y tres compinches intentaron repetir la matanza del 7 de Julio, pero sus bombas caseras no explotaron y ellos se dieron a la fuga. Londres estaba en estado de máxima alerta y la Policía justificó el "trágico error" por la presión pública para que se evitasen nuevos ataques suicidas. Incluso en este punto de la defensa, el jurado pronunció un "no podemos decidir" sobre si esa presión contribuyó a la muerte de un inocente.

Posible perjurio

En los tres meses de audiencias judiciales, cuyo coste se eleva a entre 6 y 8 millones de euros, se escucharon testimonios contradictorios de los altos mandos policiales. Los agentes que apretaron el gatillo dijeron que no olvidan la pesadilla de esta tragedia. Pero no conmovieron ni convencieron al jurado. "Hay pruebas de perjurio por parte de algunos oficiales de policía", dijo Harriet Wistrich, la abogada de la familia, que ha pedido la revisión del caso.

La investigación judicial ha concluido tras el veredicto emitido por el jurado. Este consideró que no hay pruebas suficientes para determinar la causa de la muerte de Menezes. Tras escuchar los testimonios sobre este suceso, el juez anunció que informará al Ministerio del Interior y a la Policía de Londres de algunas de las conclusiones de la investigación.