Archivo de Público
Sábado, 13 de Diciembre de 2008

La suspensión a la venta de Fortis puede ser inválida al faltar la firma de un juez

En la decisión del Tribunal de Apelación de Bruselas falta la firma de uno de los jueces de la corte.

EFE ·13/12/2008 - 09:26h

La decisión del Tribunal de Apelación de Bruselas de suspender las operaciones que condujeron al despiece y venta de Fortis puede no ser válida, al faltar la firma de uno de los jueces de la corte, señalan hoy varios diarios.

Los periódicos flamencos De Standaard y Het Nieuwsblad indican que uno de los jueces del Tribunal se encontraba ayer enfermo y un funcionario del juzgado firmó la sentencia en su lugar, lo que podría motivar la presentación de un recurso de casación.

El Estado belga ya anunció ayer, tras conocer el fallo que suspende las decisiones que acabaron con la fragmentación del grupo bancario y asegurador, que planea recurrir la sentencia.

Un abogado del Estado explicó a la agencia Belga que la decisión judicial va más lejos de lo solicitado por la asociación de minoritrios en su recurso contra la fragmentación de Fortis.

Según Belga, el Gobierno belga va a mantener hoy una reunión de urgencia para analizar la sentencia y sus consecuencias. El fallo suspende las decisiones del pasado mes de octubre que llevaron al despiece del banco asegurador Fortis y a la venta de sus activos bancarios en Bélgica y Luxemburgo al francés BNP Paribas hasta que los accionistas de Fortis lo autoricen.

Los jueces suspendieron una decisión por la que Bélgica, Holanda y Luxemburgo decidieron segregar las actividades de la entidad

En concreto, los jueces suspendieron una decisión del pasado 3 de octubre en la que Bélgica, Holanda y Luxemburgo decidieron segregar las actividades de la entidad, de forma que los activos holandeses fueron asumidos por ese Estado.

El tribunal anuló también la decisión del 5 de octubre por la que los gobiernos de Bélgica y Luxemburgo decidieron, tras nacionalizar la entidad, vender casi todo el negocio bancario (75 y 67%, respectivamente) y las actividades de seguros en Bélgica al banco francés BNP Paribas, reservándose una minoría de bloqueo.

Según la corte bruselense, los accionistas podrán pronunciarse sobre estas cuestiones en una asamblea general prevista para el próximo día 19 y, si se decide retrasar ese voto, debe convocarse una asamblea extraordinaria para el 19 de febrero.