Archivo de Público
Sábado, 13 de Diciembre de 2008

La pensión media pasará de 724 a 741 euros en 2009

El IPC de noviembre se sitúa en el 2,4% y podría bajar del 2% el año próximo

ANA REQUENA AGUILAR ·13/12/2008 - 08:00h

Cerca de acabar el año, la inflación continúa su tendencia bajista: en noviembre se situó en el 2,4%. Es precisamente el dato de noviembre el que se toma como referencia para calcular la paga con la que el Gobierno compensa a los pensionistas por la desviación de la inflación sobre la previsión oficial, que es siempre del 2%.

Para compensar que los precios se han desviado 4 décimas, éstas se suman a la pensión de 2008, de forma que una pensión media (724 euros) subiría 3 euros, hasta 727. Sobre esta nueva base se añade la subida del 2% prevista para 2009, que deja la pensión media a cobrar el próximo año en 741 euros, 17 euros más (la actualización de otras pensiones, en el cuadro adjunto).

Además, los pensionistas recibirán una paga adicional en enero en la que se les compensará de forma retroactiva por la desviación de 4 décimas del año 2008. Esta paga única será de 39 euros para una pensión media, aunque la cantidad oscila entre los 8 y los 130 euros según la cuantía de la pensión. Es la paga más baja desde 1999, porque 2008 ha sido el año en el que la desviación de la inflación en noviembre respecto a la prevista ha sido más baja.

La cantidad que aportará el Estado para cubrir esta desviación será de 635 millones de euros con cargo a los Presupuestos: 314 millones en los de 2009 y otros 320 al consolidarlo en los de 2010. Cada décima de más de inflación cuesta 70 millones. Para el Estado este año se produce un ahorro considerable, pues el año pasado, con una inflación del 4,1% en noviembre, el desembolso de las arcas del Estado fue de 3.000 millones (1.500 millones con cargo a 2007 y 1.500 a 2008).

Si la moderación de los precios es un dato positivo después de un año en el que la inflación ha llegado a superar el 5%, supone cierta pérdida de poder adquisitivo para los pensionistas porque la compensación se va a calcular con uno de los IPC más bajos del año, cuando en meses anteriores han soportado fuertes subidas de precios.

Precios más moderados

El 2,4% de inflación en noviembre supone una caída de 1,2 puntos porcentuales respecto al mes anterior, la mayor bajada registrada en un mes desde hace casi 22 años. La bajada está marcada fundamentalmente por la caída del precio de la energía y de los alimentos. La cotización del barril de Brent (el petróleo de referencia en Europa) está en torno a los 45 dólares: un alivio en un año en el que ha llegado a valer más de 140 dólares. El secretario de Estado de Economía, David Vegara, recordó que la bajada de la inflación mejora "la renta disponible de las familias".

También se ha reducido la inflación subyacente (que excluye la energía y los alimentos frescos), que cayó dos décimas en noviembre y quedó en un 2,7%. En España no es demasiado habitual que la inflación subyacente sea mayor que el IPC, dado que excluye dos elementos a los que es muy sensible la economía, la energía y los alimentos frescos.

Las previsiones del Gobierno son que la inflación cierre el año en el 2% y que en 2009 esté incluso por debajo. Por eso, Vegara pidió a los sindicatos que tengan en cuenta estas previsiones a la hora de realizar la negociacióncolectiva.