Archivo de Público
Viernes, 12 de Diciembre de 2008

Las tasas de inmunización global serían exageradas: estudio

Reuters ·12/12/2008 - 13:54h

Por Julie Steenhuysen

El crecimiento de los niveles de vacunación en los niños de todo el mundo es la mitad de lo informado por las agencias de salud globales, mientras los países reciben ayuda exagerada por cumplir con objetivos de desempeño, indicaron expertos de Estados Unidos.

Los investigadores analizaron sondeos independientes y hallaron brechas entre las tasas actuales de inmunización infantil y las estimaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF).

"Siempre existirá un incentivo para informar más progreso que el real, ya sea de forma intencional o sin intención, con los pagos basados en el desempeño", indicó en un comunicado Christopher Murray, de la University of Washington en Seattle, cuyo estudio fue publicado en la revista médica The Lancet.

Murray y sus colegas estudiaron la cantidad de niños que recibían las tres dosis de la vacuna contra la difteria, el tétanos y la tos ferina (DPT3) en países que obtenían asistencia monetaria de la Alianza Mundial para Vacunas e Inmunización, o GAVI, entidad con sede en Ginebra.

Los investigadores observaron lo que sucedió en 193 países entre 1996 y el 2006 y hallaron que desde 1999, cuando se fundó GAVI, las estimaciones informadas a nivel oficial muestran un aumento del 9 por ciento en la vacunación con DPT3, cuando las encuestas independientes indican sólo un incremento del 4,9 por ciento en la cobertura global.

Los expertos también hallaron que el programa de GAVI de asistencia para la vacunación que paga a los países 20 dólares por cada niño adicional inmunizado genera un informe exagerado de los casos en dos tercios de las naciones analizadas.

El equipo señaló que la brecha entre los reportes de los gobiernos y los datos independientes era especialmente amplia en la República Democrática del Congo, Guinea, Liberia, Mali, Níger y Pakistán.

Los investigadores instaron a la realización de mediciones independientes de los niveles de vacunación, lo que consideran que debería ser una condición del financiamiento.