Archivo de Público
Viernes, 12 de Diciembre de 2008

Frecuencia cardíaca elevada, vinculada a obesidad y diabetes

Reuters ·12/12/2008 - 12:58h

Tener frecuencias cardíacas en reposo elevadas puede estar ligado al desarrollo de obesidad y diabetes, según sugiere un estudio japonés.

La frecuencia cardíaca es regulada por el sistema nervioso simpático (SNS), una red de neuronas en el organismo que funciona sin pensamiento consciente. También se cree que afecta al intestino grueso, los vasos sanguíneos, la dilatación de la pupila, la sudoración y la presión arterial.

En un artículo publicado en American Journal of Hypertension, investigadores de Japón indicaron que las personas con frecuencias cardíacas en reposo de más de 80 latidos por minuto tienen una mayor probabilidad de desarrollar resistencia a la insulina, diabetes y problemas cardiovasculares.

El proyecto, que es uno de los primeros estudios en evaluar el impacto del aumento de la frecuencia cardíaca sobre el metabolismo del organismo, incluyó a 614 participantes a los que se hizo un seguimiento durante un período de 20 años.

Los expertos dividieron a los participantes en cuatro grupos: los que tenían frecuencias cardíacas de menos de 60, de 60-69, de 70-79 y más de 80 latidos por minuto.

Comparado con los que tenían frecuencias cardíacas inferiores a 60, los que presentaban más de 80 tenían una probabilidad 1,34 veces mayor de ser obesos; 1,2 veces superior de desarrollar resistencia a la insulina y 4,39 veces mayor de terminar siendo diabéticos.

"Esos hallazgos proporcionan un mecanismo que podría explicar cómo están vinculados la obesidad y el SNS. Eso puede, a su vez, aumentar el entendimiento de su papel causal en el desarrollo del ataque cardíaco y el accidente cerebrovascular, principales causas de muerte en todo el mundo", dijeron los investigadores en una declaración.

El equipo cree que una actividad nerviosa excesiva podría conducir a la obesidad debido a que disminuye la cantidad de grasa que quema el organismo.